Ferrer, optimista: “Creo que vamos a competir bien”

Albert Ferrer anima a sus futbolistas en el Sánchez Pizjuán. | MADERO CUBERO
Ferrer saca “muy buenas conclusiones” del duelo con el Sevilla y apunta que sus futbolistas “pueden jugar de cualquier manera”

El período de preparación para el reto que se avecina sigue su curso. Por delante, apenas dos semanas restan para que comience la temporada del regreso a Primera, tiempo para que continúe la evolución de un equipo que este viernes midió su actual nivel ante uno de los que serán sus rivales en la máxima categoría. El Córdoba afrontó en el Ramón Sánchez Pizjuán su encuentro más complicado de la pretemporada, el que le enfrentó a un Sevilla que está a las puertas de la final de la Supercopa de Europa. Y cedió por primera vez este verano. Con todo, la derrota no consiguió acabar con las buenas sensaciones que mantiene Albert Ferrer en torno al conjunto califal y al potencial que puede alcanzar para la competición. El técnico, se mostró satisfecho con la imagen que ofrecieron sus futbolistas y apuntó que en próximas fechas se ganará en frescura y eso ayudará a que puedan completar mejores actuaciones.

Respecto del partido en tierras hispalenses, el preparador catalán señaló que era de interés para comprobar cuál es la situación de la escuadra califal en relación a otras de Primera. “Estos rivales nos hacen realmente medir dónde estamos, la competitividad del equipo. Yo soy muy optimista, porque creo que este equipo, cuando tenga dos semanas más de pretemporada, se trabaje un poco más la velocidad y se vaya un poco el cansancio en las piernas, va a competir muy bien”, explicó. En ese sentido, añadió que el Córdoba “futbolísticamente tiene personalidad”. “Creo que más adelante estaremos mucho más frescos y competiremos muy bien”, concluyó. Sea como fuere, a Ferrer no le disgustó la imagen de los blanquiverdes en el Sánchez Pizjuán, en un choque que sirvió para rotar a los jugadores, a los que quizá les pesó la carga física de las primeras semanas de entrenamiento, así como la cercanía de ese duelo con el disputado ante el Raja Casablanca.

“El segundo día después es el peor para competir, porque es el que el jugador nota más el cansancio y aun así les he visto competir muy bien. Hay que solucionar y ver algunas cosas, pero en líneas generales estoy contento”, expresó. El barcelonés indicó también que la importancia de los amistosos veraniegos está en “ir viendo jugadores, sobre todo los que se han incorporado más tarde, y darles un poco más de minutos”. La idea era “ver cómo aguantaban” y al final obtuvo “muy buenas conclusiones”. Tampoco se dejó atrás la cuestión del esquema planteado, algo a lo que, en cierto modo, restó importancia Ferrer. “Creo que esto de los sistemas es muy relativo. Puedes jugar un 4-2-3-1 con dos mediocentros defensivos es un equipo y si lo haces con dos creativos es otro totalmente diferente”, aseguró para agregar que “el fútbol es tan dinámico que acabas jugando en un partido tres o cuatro sistemas diferentes”. Así las cosas, se trata “más de la filosofía que transmites, la manera en que tú quieres jugar, que realmente que un pivote esté posicionado al lado del otro o no”.

Además, afirmó que al cuadro blanquiverde también le viene bien “ir cambiando, ir jugando con un mediocentro o con dos”, pues sirve “para ajustar el equipo y ver qué sistema puede ir mejor”. Aunque se mostró con la total seguridad de sus futbolistas “están preparados para jugar de cualquier manera”. Por otro lado, en lo que se refiere al mercado, el preparador catalán apuntó que “el tema de las incorporaciones es el mismo” y que, por tanto, no cambia nada con cada partido de preparación. “Los objetivos que teníamos son los mismos”, zanjó en ese sentido. También valoró al último fichaje califal, Borja García, del que destacó que “es un chico que tiene mucha calidad entre líneas, que tiene mucha personalidad y que técnicamente es muy bueno”. En definitiva, se trata de una buena pieza más para el engranaje del Córdoba, si bien advirtió de que “al final van a jugar los jugadores que más encajen en el sistema y que más trabajen”, una cuestión en la que el madrileño “puede hacerlo igual que el resto y va a ser así”.

Etiquetas
stats