Ferrer: “Llevamos dando pasos adelante cinco semanas”

Albert Ferrer entre los jugadores del Córdoba en un entrenamiento. | MADERO CUBERO
El técnico destaca que “ahora da la sensación de que el Córdoba es un hueso duro de roer” y señala la importancia de ganar en casa, porque “eso facilitaría mucho el camino al play off”

play off

Después de su triunfo sobre el Barcelona B, el Córdoba alcanzó el ansiado regreso al play off. Ése que tanto deseaba ocupar sin lograrlo. La situación es completamente distinta a la que viviera el conjunto blanquiverde hace algo más de un mes, más si cabe por la dinámica que atraviesa. Encadena seis partidos sin perder y quiere sumar el séptimo este domingo ante el Zaragoza. Con esa idea se encuentra el equipo que dirige Albert Ferrer, que compareció esta mañana ante los medios y aprovechó para destacar el trabajo realizado en las últimas jornadas. “Llevamos dando pasos adelante hace cinco semanas”, indicó cuando se le cuestionó sobre la importancia de la victoria en el duelo con el cuadro maño para tomar definitivamente impulso hacia las eliminatorias por el ascenso. “Cada partido es importante, pero si no hubiéramos ganado cuatro de los últimos cinco no estaríamos aquí, por lo que esos cuatro partidos que ganamos, más el empate, también son pasos adelante”, expresó.

Así las cosas, insistió en la idea que ya comentó tras el encuentro en el Mini Estadi de que “ahora estamos donde queríamos estar y es cuestión de mantener, de seguir trabajando”, si bien advirtió de que el conjunto zaragocista “no va a ser un rival fácil”. “Es un equipo de mucha entidad, un club grande, con buenos jugadores. Llega en una situación complicada, en la cual quiere conseguir los tres puntos sí o sí, y eso siempre lo hace complicado, pero estoy muy tranquilo en el sentido de que veo al equipo muy bien”, señaló sobre el encuentro del domingo. Acerca del momento en que se hallan los califales, aseguró que “se ha sabido adaptar mucho a diferentes tipos de partido y en todos ha sabido competir bien”, de forma que entendió que la escuadra blanquiverde está ahora “en un momento bastante óptimo”. De hecho, apuntó que en este momento, y gracias a sus actuales circunstancias, “da la sensación de que el Córdoba es un hueso duro de roer”.

El preparador catalán resaltó el hecho de que las cuatro victorias conseguidas en las últimas cinco jornadas “han servido para darle mucha tranquilidad y mucha confianza al grupo”, sobre todo porque los jugadores “saben que haciendo el trabajo que están haciendo se pueden ganar partidos”. “Antes se hacía el trabajo y nunca llegaban los resultados. Ahora están llegando y saben que es fruto de lo que están haciendo”, argumentó. En cuanto a la dificultad de sacar los encuentros que disputa en El Arcángel, admitió que “es lo que más está costando”, algo que se debe solucionar, puesto que por ahí pueden pasar las opciones de jugar las eliminatorias por el ascenso. “Tendría que ser una situación de ventaja, porque nos quedan tres partidos en casa, y tenemos que intentar sacar algunos resultados. Eso nos facilitaría mucho el camino al play off”, afirmó para concluir que está “convencido de que se puede lograr”.

Sobre el Zaragoza, advirtió de que a pesar de su situación, o quizá más por ella, “es un rival muy complicado”. “Es un equipo que si hace un buen partido es duro, de los más duros, por lo que hay que estar muy metido en el partido”, indicó para después añadir que la circunstancia de que sume dos derrotas consecutivas no debe conllevar un exceso de confianza. “Tienes la ansiedad de ganar. Cada vez quedan menos partidos, los rivales que tiene no son fáciles de aquí a final de temporada y lo que piensas en ese momento es en ganar lo antes posible para salir un poco de ahí y respirar. Este primer partido para ellos es el más importante”, aseguró. En referencia a la disponibilidad de todos sus futbolistas, salvo Carlos Caballero y Obiora, destacó que “es buena señal” y que “es un buen momento para que la gente esté recuperada”.

Etiquetas
stats