La estrategia da el triunfo al Córdoba en un trámite amable

Jugadores blanquiverdes aplauden al público en El Arcángel. FOTO: MADERO CUBERO
El conjunto blanquiverde se sobrepone al tanto inicial de Rusescu y logró remontar con goles de Bernardo y Raúl Bravo en sendas jugadas a balón parado

En familia. Así disputaron el amistoso que de forma prematura se organizó para que se midieran Córdoba y Sevilla. Unos 1.200 espectadores se dieron cita en El Arcángel. Esa cifra se otorga no sin generosidad. El terreno de juego, mientras tanto, ofrecía una imagen realmente mala, algo que quizá hubiera hecho presagiar que Trochowski no reaparecería. Pero Emery se arriesgó. El duelo tuvo alternativas y ningún dominador claro. El control se dividió por fases y en otras ni siquiera hubo por parte de nadie. En definitiva, fue un partido utilizado por los dos entrenadores para dar minutos a los jugadores que menos han contado en Liga -o que no han participado, incluso- y a varios canteranos. Sin duda, el mayor atractivo estuvo en el debut de Uli Dávila y Pacheco con la elástica blanquiverde. El mexicano dejó buenas impresiones. Por si fuera poco, la faena se remató con triunfo del Córdoba, que remontó un gol inicial de Rusescu en dos jugadas de estrategia.

Como se esperaba, Pablo Villa aprovechó el encuentro para dar sus primeros minutos con la elástica blanquiverde a Uli Dávila y Pacheco, que entraron por bandas derecha e izquierda respectivamente. El alcorconero concedió participación también a hombres con poca aparición en Liga y a algunos futbolistas del filial. Muy similar fue la decisión de Unai Emery a la hora de realizar primero la convocatoria y después un once en que, además de varios canteranos y jugadores como Cristóforo o Rusescu, estuvo Trochowski. Con dos alineaciones muy diferentes a las que presentan los dos equipos en el campeonato de Liga arrancó un duelo cuyo mayor rival en ambos casos era el terreno de juego, en muy malas condiciones. El choque se inició con un Córdoba más intenso en ataque, donde apareció Strahman al primer minuto, que con un intento de chilena remachó un buen centro de Samu de los Reyes. El disparo se marchó fuera.

Los blanquiverdes parecieron entrar mejor al partido, con una presión que no permitió opciones de juego al Sevilla. Rusescu ofreció la alternativa para los nervionenses, al terminar una buena jugada trenzada por Trochowski y Vitolo, que envió al rumano. Sin querer, este último golpeó el esférico para que impactara en Juan Carlos. A partir de ahí, el cuadro dirigido por Unai Emery comenzó a llevar la iniciativa. Poco a poco, el saber hacer de Iborra en la medular y la calidad de Trochowski y Vitolo ofreció a los hispalenses un mayor dominio. El primero intervino para aliviar en labores defensivas a los sevillistas, mientras el alemán y el canario ofrecieron movilidad. Con todo, Abel Gómez tuvo la ocasión de anotar con un lanzamiento de falta antes de llegar al primer cuarto de hora. Su disparo impactó en el palo de la portería defendida por Julián. La jugada terminó en saque de esquina. Justo después llegó el gol visitante. Jairo le ganó la partida a Fran Cruz y logró rematar un centro desde banda izquierda al fondo de las mallas de la meta de Juan Carlos.

El tanto dio más alas al conjunto sevillano, que comenzó a crear constante sensación de peligro por bandas, sobre todo por la defendida por Campabadal. Moi tuvo varias coladas interesantes y que bien pudieron terminar en gol. Pero unas veces Juan Carlos y otras por propia mala definición, los de Emery no lograron abrir brecha. La ocasión más clara fue para el rumano Rusescu, que en franca posición de ventaja para marcar envió el esférico al cielo de Córdoba. Los de Villa sólo pudieron sacudirse el polvo en momentos concretos. En uno de ellos, Strahman obligó a realizar una estirada fantástica a Julián para evitar el empate. De ahí al final de la primera parte, lo mejor fueron las apariciones en la zona de vanguardia de Uli Dávila. El mexicano aportó frescura y dejó detalles de calidad que animan a pensar que puede ofrecer una buena temporada. En uno de esos detalles, gambeteó en el interior del área sevillista para evadir la presión de un defensor para sacar un centro al que no pudo llegar Strahman.

Tras los primeros 45 minutos tocaba dar un vuelco al partido. Villa entendió que era necesario gozar de mayor control en el centro del campo, por lo que dio entrada a Carlos Caballero por Abel Gómez. El cambio le vino bien a los blanquiverdes, que en el inicio del segundo acto estuvieron algo mejor. Así, en el 48 Bernardo ganó la partida a su par en el punto de penalti para, a la remanguillé, establecer la igualada en el electrónico. Remató un saque de esquina muy bien ejecutado por Pacheco. Entonces iniciaron las rotaciones desde los banquillos. Comenzaron las probaturas y el choque entró en una dinámica en la que los dos equipos intentaron tomar la manija sin que ninguno lo consiguiera. Fueron los hispalenses los que encontraron mejor el camino hacia la meta rival, gozando de algunas oportunidades, no muchas, para recuperar su renta favorable en el marcador.

Juan Carlos intervino en tres ocasiones para evitar el tanto visitante. Algunas fueron más claras y otras un trámite sin complicaciones. Trochowski tuvo la mejor para los de Emery. En un lanzamiento directo de falta, el alemán armó la pierna y sacó un disparo fantástico que se marchó fuera por poco. En ésta, curiosamente, no hubo de intervenir el cancerbero del Córdoba, que a partir de ahí vivió el encuentro mucho más tranquilo. Los cambios rompieron poco a poco al Sevilla, mientras que Villa dio entrada a jugadores que sí están teniendo participación en Liga. Esto terminó por desequilibrar definitivamente la balanza. Raúl Bravo, que llevaba unos cuantos minutos sobre el césped, colocó el 2-1 final en el tanteador tras remachar con la cabeza una falta ejecutada por López Silva. Una vez más, la estrategia dio frutos al conjunto que dirige Villa. Pedro pudo ampliar la ventaja califal tras ganar un balón a Israel. Su disparo, aprovechando que estaba fuera del marco Julián, lo pudo detener éste en su regreso al área pequeña. Finalmente, un duelo que únicamente sirvió para que los dos técnicos pudieran realizar probaturas y comprobaciones de sus jugadores terminó con buen sabor de boca para los cordobesistas. Alegría, aunque sea en un amistoso, para retornar a la competición liguera en Éibar.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA CF, 2: Juan Carlos, Campabadal (Janse, 79´), Bernardo, Fran Cruz (Raúl Bravo, 58´), Samu, Rafa Gálvez (Zafra, 75´), Abel Gómez (Carlos Caballero, 46´), Pacheco (López Silva, 67´), Uli Dávila, Sebas (Pedro, 67´) y Strahman.

SEVILLA FC, 1: Julián, Diogo (Modesto, 84´), Israel, Luismi (Carlos Garrido, 84´), Moi, Iborra (Francisco Sánchez, 60´), Cristóforo, Jairo, Trochowski (Carlos Fernández, 71´), Vitolo (Cotán, 60´) y Rusescu (Rubio, 71´).

ÁRBITRO: Artacho Cobo, de Granada. Mostró cartulina amarilla al cordobesista Bernardo y al sevillista Rusescu.

GOLES: 0-1 (16´) Jairo. 1-1 (48´) Bernardo. 2-1 (86´) Raúl Bravo.

INCIDENCIAS: Partido amistoso disputado en El Arcángel ante unos 1.200 espectadores. Terreno de juego en muy mal estado.

Etiquetas
stats