De Espiel a Belmez: vuelve a escena 'la Rompepiernas'

Preparativos de una carrera popular | ÁLEX GALLEGOS
La media maratón que une ambas localidades celebra el domingo su decimoséptima edición con medio millar de participantes | El recorrido es de excepcional dureza

Quienes la bautizaron como La Rompepiernas lo hicieron por algo. El apodo con que se conoce en el mundillo atlético a la Media Maratón Espiel-Belmez está más que justificado. La prueba, que cada edición alterna la ubicación de la salida y la meta ha sido presentada oficialmente. Medio millar de corredores afrontarán un recorrido que destaca por su extrema dureza, una característica que multiplica su atractivo entre los competidores más exigentes. En el acto de presentación tomaron parte el Delegado de Deportes de la Diputación de Córdoba, Martín Torralbo;  el presidente del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba, Antonio Rojas, y en representación de la carrera Ana Belén Blasco Juárez, concejala de Deportes de Belmez, y José Porras Fernández, alcalde de la localidad.

Esta decimoséptima edición está incluida dentro del Circuito Cordobés de Carreras Populares 2016 puntuable para el Ranking Cruzcampo y Ranking jóvenes Coca-Cola. La prueba se celebrará el domingo 13 de marzo con salida a las 10:00 horas sobre una distancia de 21.097 metros. Habrá premios para los tres primeros clasificados de la general y para los tres primeros de cada categoría. Se entregará además una bolsa de regalo a todos los participantes que terminen la prueba.

La media maratón Espiel-Belmez discurre por la antigua carretera N-432 Badajoz-Granada. Los primeros 5,5 kilómetros hacen comprender por qué la carrera es conocida como La Rompepiernas. Continuas subidas y bajadas, no demasiado empinadas a excepción de la subida al arroyo del Valle (km. 4) se alternan constantemente en este tramo. Una recta de 1,7 kilómetros en la que se puede tomar un poco de aliento, da paso enseguida a mas de lo mismo, es decir, a subidas y bajadas.

Así transcurre la carrera hasta el kilómetro 10, donde una nueva subida da paso a la zona del cruce de la carretera de Villanueva del Rey (km. 10,5), en donde el terreno vuelve a dar un respiro antes de emprender la subida más larga de la prueba, de 700 metros (km. 11,5). Vuelven los toboganes y la carrera se retuerce con subidas excesivamente fuertes. Una nueva recta, con la motivación extra de ver ya el pueblo de Belmez, se abre bajo los pies de los corredores. La bajada y subida del arroyo del Albardado (km. 15,5) es la última dificultad montañosa. Desde ese punto nos quedan cinco kilómetros para la meta; cinco kilómetros casi llanos.

La pasada edición de la Media Maratón Belmez-Espiel tuvo como gran protagonista a Antonio Gordo, que dio una lección de fuerza y determinación para cruzar en primer lugar la línea de meta con un crono de 1:19:29. El corredor del club Amigos del Canal superó en medio minuto al segundo en el cajón, Ángel Merino (Trotasierra), que dejó el tiempo en 1:19:49. El tercer puesto fue para Claudio Cebrián, con un 1:20:53. En categoría femenina, Chari Yepes se proclamó vencedora. La atleta de Los Califas marcó un tiempo de 1:31:19 y dejó patente su superioridad con una amplia ventaja respecto a la segunda clasificada, Montserrat Jabalera (Los Califas), con 1:39:28. En el tercer escalafón del podio se colocó Alicia López (Maratón Pozoblanco), con un tiempo de 1:41:38.

Etiquetas
stats