España, con el sello del cordobés Bebé, al Mundial

Bebé festeja un gol en un partido con España.
La selección nacional de fútbol sala remonta en Melilla ante Eslovenia, a la que golea por 5-1 para lograr su clasificación

El cordobés Bebé sigue añadiendo capítulos de gloria a su expediente deportivo con la selección española de fútbol sala. El jugador del Pozo Murcia, formado en la cantera del Adecor, intervino de manera notable en el encuentro que decidió el pase de España al próximo Mundial de Colombia. Tras el 1-0 de la ida en Maribor, la campeona de Europa necesitaba una ventaja de dos goles ante Eslovenia y lo cumplió, aunque no sin sufrimiento. El pabellón Javier Imbroda de Melilla acogió un partido inquietante, en el que los españoles se jugaban una clasificación que se les había complicado contra pronóstico. Era un todo o nada, bailando sobre el límite del fracaso que hubiese sido quedar fuera del torneo mundialista. No hubo lugar. La goleada (5-1) lo dejó claro, aunque el tanteo no se fraguó hasta el tramo final.

Los pupilos de José Venancio López arrancaron bien, con un tempranero gol de Raúl Campos que espoleó a los eslovenos. A los cinco minutos, dos después del gol del jugador de El Pozo Murcia, los visitantes pusieron el 1-1 en botas de Sirok, que complicaba la empresa para los españoles. Necesitaban dos goles más. Con equilibrio se llegó al intermedio.

El cordobés Bebé puso picante en el partido con dos claras ocasiones de gol. Los eslovenos trataban de imponer su juego muy físico, ante el que España opuso una mayor circulación de balón buscando el modo de quebrar su resistencia. El ritmo español pudo más y Ortiz marcó el 2-1. El crono avanzaba y con él la presión para los locales, que se volcaban sobre la meta rival pero vivían instantes de angustia en las contras.

A falta de 10 minutos llegó el turno del portero-jugador de España, primero con Sergio Lozano y después con Adri. En el 35', Raúl Campos aprovechó un rechace para hacer el 3-1 que daba, por primera vez en la eliminatoria, la clasificación a España. España supo defenderse bien y no pasar apuros hasta que a falta de 25 segundos llegó la puntilla con una falta directa de Miguelín desde más de 10 metros. Un gol que abrió la puerta a la fiesta a la que Aicardo puso la guinda de doble penalti a 11 segundos del final. España no faltará a su cita mundialista.

Etiquetas
stats