El deber de salir para que puedan entrar

Sabas conversa con Juanito, director deportivo | ÁLEX GALLEGOS

La maquinaria no cesa. Hay mucho por delante y el trabajo es incesante. Más aún, teniendo en cuenta la responsabilidad y el ambicioso proyecto en el que anda sumido el Córdoba, que, después de un año agridulce, no quiere dejar más tiempo pasar para regresar a Segunda División. Y no será fácil el reto, dado el aumento de la dificultad este curso en la categoría de bronce, ampliada hasta los 102 equipos y en la que se han sumado clásicos del fútbol español con mucha experiencia en categoría profesional. Por tanto, cada paso que dé la dirección deportiva debe estar medido al máximo. Hasta ahora, la apuesta ha sido clara y las incorporaciones, no anunciadas aún la mayor parte (y no se oficializarán hasta que el club esté finalmente inscrito en la RFEF), vienen a potenciar la polivalencia de una plantilla con capacidad para amoldarse a las necesidades del entrenador.

En efecto, el cuadro blanquiverde está tratando de dar todas las armas posibles a Juan Sabas. De hecho, hasta ahora han sido ocho los fichajes realizados por el club, los cuales buscarán aportar mayor competencia en cada una de las demarcaciones. Eso sí, y pese a que la entidad también ha sumado ya varias salidas, lo cierto es que aún deben darse más movimientos en ambos lados. El Córdoba cuenta a día de hoy con 17 fichas de mayores de 23 años de un máximo de 16. Por tanto, es tarea ineludible que algún que otro futbolista salga para cuadrar los números. Además, si hay intención de dar nuevas altas, la rampa de salida debería abrirse para más de uno.

Así, Becerra, Djetei, Iván Robles, Jesús Álvaro, Xavi Molina, Carlos Valverde, De las Cuevas, Javi Flores, Moutinho, Piovaccari y Willy ocupan dichas plazas con respecto al curso pasado, a los que habría que sumar a Iván Navarro, renovado este verano y ya sin posibilidad de ser sub-23. Por su parte, la lista se ha ampliado con los refuerzos de Bernardo Cruz, Farrando, Djak Traoré, Mario Ortiz y Samu Delgado. Es de ahí desde donde deberá hilvanar fino la dirección deportiva, encabezada por Miguel Valenzuela y Juanito, con el fin de apuntalar de manera definitiva el plantel cordobesista. No obstante, todo indica que es el gaditano Iván Robles el elegido para salir a préstamo con el fin de poder abrir hueco. El propio club ya le habría comunicado su intención al jugador, tal y como adelantó hace días el digital Cordobadeporte.com, aunque una reciente lesión de rodilla está provocando que se hayan rechazado dichos planes. 

Con todo, podrían ser más las despedidas. Eso sí, momentáneas, pues el propio Iván Navarro podría igualmente entrar en alguna operación como cedido, en caso de que se quisiera reforzar la plantilla con algún futbolista de mayor edad. De hecho, la delantera es uno de los puntos a complementar, aunque el interés de la entidad en ese caso pasa por el joven ariete Diabate. Según informó El Día de Córdoba, el club está trabajando en una cesión del jugador por parte del Mallorca, club con el que tiene un año más de contrato, aunque el cuadro bermellón habría bloqueado hasta ahora su salida.

Sea como sea, lo cierto es que como mínimo restan dos movimientos más por parte del Córdoba en lo que resta de mercado, y al menos uno será de salida y otro de entrada. Hasta ahora, los menores de 23 años con plaza fija en el primer equipo son Edu Frías, Álex Robles, Berto Espeso y Darren Sidoel, los cuales podrían complementarse con otros que subieran desde el filial, tales como Luismi o Moyano. Y es bajo esos parámetros con los que trabaja el club, pendiente por otro lado de la resolución definitiva de la Real Federación Española de Fútbol en torno a su inscripción. Y no solo para que la atención ya esté fijada en un solo punto, sino también para que pueda darse una estabilidad institucional de la que ha carecido el club en los años más recientes. 

Etiquetas
stats