“Tenemos que creernos que somos de Primera”

Pablo del Moral y Gonzalo, en su presentación con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad | MADERO CUBERO

Nueva jornada de presentaciones en el seno del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Pablo del Moral y Gonzalo Puebla han comparecido este miércoles ante los medios para la que ha sido su puesta de largo como jugadores blanquiverdes. Mezclando ilusión y ambición en sus discursos, los dos refuerzos para la élite de la Liga Nacional de Fúbol Sala (LNFS) han reseñado que la principal meta de la entidad no es otra que mantener la categoría entre los mejores. José García Román, presidente del club, ha dejado su puesto en esta ocasión a María Ramos, vicepresidenta y encargada de protocolo, tras atender a la prensa durante la jornada del martes.

Del Moral, con amplio recorrido en Primera División formando parte del Reale Cartagena, Caja Segovia e Industrias Santa Coloma -donde permaneció las últimas cuatro campañas- ha analizado el rendimiento de su actual escuadra en el pasado año. "No empezaron bien pero al final del curso se vio que eran claros candidatos. Después de ganar al Real Betis en el play off ya eran favoritos y la afición ayudó bastante a conseguir el objetivo", ha relatado. Precisamente, sobre la masa social cordobesista, el ala de 27 años ha manifestado que su apoyo "se valora mucho". En Córdoba ha encontrado "una ciudad y una afición volcada", circunstancias que favorecen "el poder atraer a más gente para hacer mejores proyectos".

El madrileño, que se ha definido como un "creador de juego, organizador al que le gusta tener el balón y sacrificarse en la defensa alta y aguerrida que planteará Maca", ha declarado que "empezar bien y no venirse abajo desde el principio será muy importante". El exigente calendario que le espera a la entidad no solo se limita al arranque, ya que según su punto de vista "todos se han reforzado bien". Por ello, el vestuario deberá "creerse que somos de Primera" y que dentro de la pista "competimos cinco contra cinco". Las sensaciones "muy positivas" y la "unión del grupo que no se ve en otros sitios" también contribuirán a la causa. Vital, además, será convertir Vista Alegre en un fortín. "El que venga tendrá que correr mucho para ganar", ha expresado.

Gonzalo: "Vine a luchar y aprender, no para estar en el banquillo ni en la grada"

El descaro de Gonzalo en sus palabras ha sacado alguna que otra sonrisa a los presentes. El portero de Bargas (Toledo) ha comentado que "no se esperaba" al principio de la temporada 2018-19 el ascenso del Córdoba. Por aquel entonces estaba en el Soliss FS Talavera, primer rival de los blanquiverdes en Liga y que se impuso por 11-2 a los de Maca. "En ese momento esperábamos hacer mejor curso que ellos, pero al final se demuestra quién va a estar arriba y abajo y el ascenso fue totalmente merecido". Meses más tarde firmó por un equipo el que ha arribado "para ayudar" y dentro de un grupo "maravilloso" que lo ha acogido muy bien. "No me ha faltado de nada, la gente está muy volcada y estamos genial aquí", ha respondido ante el apoyo económico que las instituciones han efectuado.

El arquero de 22 años, con "mucho que mejorar individualmente", ha expuesto que tendrán que "adaptarse al calendario". El principio será "difícil" y ha subrayado que, "por suerte", se quitarán "lo malo antes de encima". No obstante, como aspecto negativo ha resaltado que "habrá que conseguir resultados para no venirnos abajo". Eso sí, a pesar de la "impresionante competencia", el papel del Córdoba será "mantenerse y estoy seguro de que se logrará", ha indicado. Y no solo habrá competencia con el resto de equipos, ya que bajo palos tendrá por delante a Cristian y Nono para su mismo puesto. "Hay dos grandes porteros, es un reto, vine a luchar y a aprender, no para estar en el banquillo ni en la grada", ha dicho. Si el míster apuesta por sus otros compañeros, no le quedará otra que "trabajar más".

Por último, el manchego ha reseñado que es un guardameta "rápido en el achique, buena estética de cruz y reflejos", añadiendo a renglón seguido con sentido del humor "vamos, normalito". Esas cualidades no pasaron desapercibidas para el Movistar Inter, uno de los mejores clubes del mundo, con el que pudo debutar en Primera. "Fue un sueño hecho realidad que no esperaba para nada. Ya había jugado en pretemporada, pero ese día contra el Jumilla el partido iba bien y en el descanso se me acercó el míster Jesús Velasco para decirme que me preparase. Pensé poco en los nervios y estuve muy contento por ello", ha expresado.

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2019 - 16:16 h
stats