El Córdoba Futsal inicia su puesta a punto

.

El rodaje está en marcha para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, en un nuevo e ilusionante año que supondrá el segundo de su historia en la Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Y este jueves ha significado el primer día oficial del club en la nueva pretemporada. El mismo ha venido condicionado por los correspondientes reconocimientos médicos. De este modo, desde primera hora de la mañana, el Hospital San Juan de Dios ha acogido a la plantilla blanquiverde. Hasta allí se han desplazado los futbolistas, en una nueva jornada matutina que ha servido para seguir haciendo terapia de grupo, entre los integrantes del plantel ya presentes y los nuevos fichajes. Risas, conversaciones distendidas y muchas ganas de que vuelva a rodar el balón. Bajo esa premisa se ha desarrollado la primera jornada de la puesta a punto cordobesa que, además, tendrá igualmente trabajo por la tarde, pues será entonces cuando presente, de manera conjunta con el Córdoba CF, las equipaciones del curso 2020-21.

Uno de los protagonistas de la jornada, como no podía ser de otra forma, ha sido José García Román, presidente de la entidad, quien mostraba una vez más su satisfacción por el trabajo cosechado por su equipo durante el anterior curso, el cual les ha permitido estar de nuevo allí encarando otro año más en la élite. “Creo que nos lo merecíamos y el premio está aquí, conseguir esta permanencia y empezar otra temporada nueva en San Juan de Dios, que aprovecho para dar las gracias a esta familia por lo bien que nos tratan siempre”, afirmaba el dirigente, reiterando que “para un equipo de Primera, las instalaciones mejor no pueden ser”.

Un trabajo sin descanso para un club que ya tiene cerrada su plantilla, la cual logró confeccionar con bastante tiempo de antelación. “Esto es un no parar”, asegura García Román, quien admite además que “el confinamiento nos vino fenomenal, porque prácticamente la plantilla la cerramos ahí y luego son muchas las cosas que hay que tratar en el día a día. Ahora empieza una nueva fase, en la que esperemos que pronto tengamos el calendario y los partidos de pretemporada”. Asimismo, en lo que respecta a su encuentro con los jugadores y su estado físico, el presidente ha subrayado que “son unos cracks”, aunque ha sido Antonio Raya, director de enfermería del hospital, quien ha especificado que “a los jugadores se les ha hecho una analítica completa, han pasado por consulta médica, una revisión ergonómica, y luego también a través del podólogo se ha visto un poco la actividad física, y el traumatológo, para ver que todos los jugadores están plena forma, y eso es lo que nos están comentando, que la salud es extraordinaria”.

Al ser cuestionado sobre la propia plantilla, García Román explica que “hemos dado un salto de calidad, aunque eso no te garantiza que vayamos a tener mejores resultados. Pero todos sabéis cómo llegamos el año pasado, con un presupuesto muy justo y con una capacidad de mercado escasa, y este año hemos intentado dar un salto”. Por ello, “nuestro objetivo es no pasar apuros. Hay un grupo alto que prácticamente son inaccesibles, pero yo siempre digo que si se nos diera extremadamente bien, podríamos optar a una octava plaza que sería un sueño, jugar una Copa de España. Pero nuestro objetivo es no estar pendientes de los puestos de abajo”, ha recalcado.

Por su parte, otra de las piezas fundamentales del tablero son los jugadores. En este caso, el encargado de dar voz al vestuario ha sido Koseky, quien ha evidenciado sus ganas de volver a la pista y de reencontrarse con sus compañeros “después de tanto tiempo sin tener contacto con el balón”. El prieguense ha admitido que “cuesta volver”, aunque “se intenta llevar de la mejor forma posible”. Ya todos cuentan, como mínimo, con ese primer año de experiencia, por lo que “nos permitirá dar un saltito o dos más al equipo”. Sin duda, uno de los factores fundamentales del crecimiento del club ha sido la unión de los futbolistas, sobre la que ya están trabajando para integrar a los fichajes. “Yo siempre he comentado que una de las grandes bazas es la unión del vestuario, más que compañeros hemos sido amigos, por lo que eso es algo que tenemos que mantener, sobre todo la gente de Córdoba lo tenemos hablado, y desde ayer que llegaron los nuevos pues trabajando para que se sientan cómodos y metidos en el grupo”, apostilla.

Etiquetas
stats