El Córdoba construye un muro en su defensa

Juventud Torremolinos - Córdoba CF | JUAN HUERTAS/CÓRNER CORDOBÉS

A falta de efectividad en ataque, buena es una férrea defensa. Piovaccari y Willy Ledesma no estuvieron demasiado acertados en ataque pero los zagueros blanquiverdes fueron de lo más destacado, además de Luismi Redondo, en la victoria por la mínima ante el Torremolinos (0-1).  A pesar de que Becerra y Edu Frías tuvieron que intervenir en algunas ocasiones, los guardametas catalanes se mostraron seguros por alto y con constantes órdenes a sus compañeros. Y cómo no iban a estar seguros con el rendimiento defensivo de los zagueros que fueron pasando por el césped torremolinense de El Pozuelo y con el empate a cero contra el San Fernando en el retrovisor.

La zaga que comenzó el encuentro ante el Juventud de Torremolinos fue novedosa cuando menos, pues cuatro fichajes estuvieron en la línea de cuatro desplegada por Juan Sabas. Álex Robles, Bernardo, Farrando y Berto Espeso. Curioso fue el caso del tercero de los jugadores. El central hispano argentino, que también puede desempeñar la función de lateral derecho, jugó los 90 minutos, siendo el único jugador que lo hizo en Torremolinos. Se mostró fuerte al choque, seguro por alto e insuperable al espacio. Tuvo incluso tiempo para una pequeña gresca que no acabó en males mayores. Su primer acompañante en el centro, Bernardo, también fue fuerte en los balones divididos y, sobre todo, también en los balones aéreos. Álex Robles y Berto Espeso cubrieron los laterales con una notable calificación, ayudando en la salida de balón y ofreciendo continuas opciones a los hombres de banda, ya fuera entrando por línea de cal o haciendo la diagonal.

Ya en el minuto 60, todos menos Farrando se fueron al banco y entraron Núñez en el lateral derecho, Djetei en el centro y Jesús Álvaro en el flanco izquierdo. Núñez se complementó a la perfección con Samu Delgado, goleador de la tarde y muy incisivo por la banda derecha surtiendo de balones a los hombres tanto de referencia como de segunda línea. A Djetei no se le escapó balón que volara más alto que su estatura y Jesús Álvaro se prodigó en numerosas ocasiones en ataque, incluso superando en alturas en el campo a Thierry Moutinho.

El lateral canario despliega sus mejores cualidades en defensa de tres o en una de cuatro donde no tenga que tener demasiada implicación defensiva. Xavi Molina, además, volvió a la parcela de mediocampo tras tenerla algo abandonada, aunque el tarraconense la desempeñará en cuanto sea necesario; un hombre al servicio del equipo. A falta de que Djak Traoré y Sidoel disputen más minutos con el Córdoba, lo cierto es que Juan Sabas lo tendrá complicado para próximos amistosos para colocar a una defensa en concreto, aunque la pretemporada es el mejor escenario de probaturas para comprobarlo.

Etiquetas
stats