Córdoba CF Futsal, el equipo del pueblo

.

Todos y cada uno de ellos saben perfectamente con quién están hablando, ya sea en el sacrosanto vestuario o en la cancha de juego, en la que se detectan a la perfección automatismos labrados durante años y complicidades maduradas en largos viajes de autobús y sesiones de entrenamiento casi de madrugada. Se conocen y se respetan porque saben que nadie es perfecto, que aquí no hay estrellas y que su fuerza está en el colectivo. Si golpeas con un dedo, dos o tres, lo mas probable es que te los rompas. Si cierras los cinco en un puño, puedes tumbar a cualquiera. Es exactamente lo que ha hecho el Córdoba CF Futsal.

Que se lo pregunten al Real Betis Futsal o al Mengíbar, subcampeón y tercero en la fase regular de la Segunda División, respectivamente. El equipo más goleador de la Liga y el mejor local de la división. Tenían todo el poder y el factor cancha a su favor, pero la escuadra cordobesista -séptima en la liga- volteó las semifinales y la final con una serie de cuatro triunfos consecutivos, tres de ellos lejos de su hogar de Vista Alegre. Mas de 3.500 almas llenaron las gradas en las dos últimas comparecencias, algo nunca visto en 25 años para arropar a un club local. La gente se ha enamorado de un equipo sencillo, que tira de los valores típicos de la clase obrera: solidaridad, sacrificio, compromiso y sentido del deber. Un equipo de pueblo para el pueblo.

Maca, el entrenador, es cordobés; su ayudante, Fernando Luna, de Doña Mencía. Los hermanos Manu y David Leal, Jesús Rodríguez, Pakito, Cristian, Juanra y Lolo Jarque componen el comando de la capital. De Luque llegan Keko y Nono. Completan la nómina provincial Catiti (Montoro), Cristóbal (Espejo), Cordero (Lucena), Koseky (Priego) y César (Cabra). Pura Córdoba.

“Queremos mantener el ADN”, dice orgulloso el presidente cordobesista, José Garcia Roman, que se inventó un club hace seis años y que ahora lo ve en la máxima categoría. ¿Un milagro? Quizá, pero trabajado y merecido. Todos los que han defendido el escudo del Córdoba -no es un simple detalle, sino una razón de importancia crucial más sentimental que económica- han nacido en la capital y la provincia. Jamás un club compuesto exclusivamente por personal autóctono había conquistado un ascenso a la LNFS. Esa singularidad refuerza el valor de la hazaña del Córdoba CF Futsal, bajo cuya bandera han luchado jugadores que eran conscientes de estar ante la gran oportunidad de sus vidas.

Etiquetas
stats