Cerrado uno más, comienza el ciclo esencial

Xavi Molina y De las Cuevas en la salida del Córdoba de Montecastillo | CÓRDOBA CF

Otro punto y aparte. Con un ritmo más rápido del que parece darse cumple con cada uno de sus ciclos. El hecho de que las fechas sean tan distintas a las habituales por la pandemia de Covid-19 provoca la sensación extraña de que todo marcha de manera más pausada. También porque el trabajo de preparación supera ya el mes, esto a falta de otro para que arranque la competición. Lo cierto es que el Córdoba cierra un ciclo más en su extensa pretemporada para encarar, ahora sí, el esencial. No porque hasta ahora lo hecho no sea importante sino porque a partir de la próxima semana comienza la recta final antes de la campaña 2020-21, para la que por cierto todavía aguarda su inscripción por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). De igual modo por la posibilidad ya de disputar encuentros amistosos después de que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía aprobara la normativa para la vuelta a la actividad en materia deportiva.

En efecto, el conjunto blanquiverde -su primer equipo- alcanzó otra meta volante -si se permite el símil- dentro de su larga carrera de preparación para la temporada venidera. Lo hizo al completar su segunda concentración estival, la que desarrolló en el Hotel Barceló Montecastillo Golf & Sport Resort de Jerez de la Frontera desde el lunes hasta este domingo. Porque precisamente durante la mañana de esta jornada iniciaron los de Juan Sabas su regreso a la ciudad tras su estancia en la localidad gaditana. Antes, cabe recordar, a finales de agosto, el cuadro califal vivió un primer stage en Torrox -o más concretamente en El Morche, la zona costera del municipio malagueño- con sus entrenamientos en Nerja. De esta forma, el Córdoba pone punto final a sus períodos de evasión del calor a orillas de Guadalquivir, donde tiene fijado su vuelta al césped el próximo martes por la tarde.

De nuevo va a ser la Ciudad Deportiva, salvo que haya impedimento después de que Tremón obtuviera la razón para el desalojo del club, el escenario de las sesiones del conjunto blanquiverde. Como detalle importante está la circunstancia de que, por fin, la plantilla dirigida por Juan Sabas tiene por delante un horizonte, casi inmediato, con un partido de vez en cuando. La necesidad de poner en práctica ante otros rivales todo lo practicado en los entrenamientos es palpable, tanto que desde el cuerpo técnico se insiste en ello. La falta de una autorización definitiva de la Junta de Andalucía para que puedan jugarse encuentros era la razón. Este asunto quedó zanjado de una vez por todas el pasado viernes. Así, la entidad prevé cerrar las primeras fechas de amistosos para el cuadro califal ya la semana entrante.

Según publica Diario Córdoba este domingo, respecto del último aspecto indicado, el San Fernando y la Balompédica Linense, rivales que no lo son al principio del Grupo IV de Segunda B -están incluidos en otro subgrupo-, se postulan como las posibles piedras de toque iniciales. Por tanto, el club trabaja en una agenda de partidos que dé al cuerpo técnico comandado por Juan Sabas la opción de medir realmente el avance de sus jugadores. Es decir, en duelos con adversarios de igual categoría y no menor. Lo de enfrentarse a equipos de superior rango está ya descartado tras el comienzo de la temporada en Primera y Segunda A, lo que es un contratiempo sobre todo después de que llegara a haber un choque con el Espanyol. Éste se había previsto durante el tiempo de práctica en Torrox y Nerja pero no pudo celebrarse por la razón expuesta.

El caso es que el Córdoba afronta el tramo, en teoría, más trascendente de su período de preparación para la temporada 2020-21. Todo mientras la RFEF se pronuncia sobre la inscripción de sus equipos. En este punto es necesario señalar que el propio ente solicitó unos días atrás información al Juzgado de lo Mercantil número 1 acerca de quién posee los derechos de la entidad, si Unión Futbolística Cordobesa (UFC) -de ser así la inclusión en los campeonatos sería provisional- o la Sociedad Anónima Deportiva (SAD) original. Un asunto éste que, sin embargo, no afecta al desarrollo de la actividad -más allá de anuncios oficiales y presentaciones, que han de producirse en cadena tras la resolución- en el club. Mucho menos en el campo, donde tan sólo se piensa en llegar lo mejor posible al fin de semana del 17 y 18 de octubre. Es entonces cuando debe de arrancar la campaña, para la que aún no hay calendario a expensas precisamente del cuadro califal.

Etiquetas
stats