Pablo Alfaro: "No creo que el equipo no haya ido a por el partido"

Alfaro saluda a Loreto antes del partido.

Otra oportunidad tirada por la borda. El Córdoba CF no aprovechó la enésima ocasión que se le puso por delante para poder depender de sí mismo en las próximas dos jornadas en lo que queda de primera fase. Si bien llegó a las dos de la tarde en dicha terna tras el empate ente Betis Deportivo y Sevilla Atlético en el complejo sevillista (0-0), el desarrollo del encuentro dejó que desear y no mostró al cien por cien el potencial que le caracteriza. Aunque el doblete de Willy Ledesma impulsó a los de Pablo Alfaro, la expulsión de Carlos Valverde hacia la hora de partido fue determinante para un mayor crecimiento de su rival, el Real Murcia, que continúa en la pugna aun con pocas posibilidades para meterse entre los tres primeros.

El entrenador del Córdoba CF, tras un choque a su juicio muy igualado contra los pimentoneros, vio en las jugadas ensayadas un punto a su favor en el análisis completo del partido. "Se nos ha puesto de cara con estrategia a favor, ha habido momentos en los que nos ha costado gestionar el balón y gestionar la ventaja. Había muchísima igualdad en el campo y han intentado meter más gente por dentro", explicó sobre la primera parte. Sobre los segundos 45 minutos, marcados por la doble amarilla a Carlos Valverde, apostilló que "somos capaces de ponernos por delante con otro gol de Willy. El partido cambia con un hombre menos. Con media hora por delante y con una situación así, no puedes plantear el partido como podrías haber hecho. Toca gestionar el aguantar en alguna contra esa superioridad". El empate, que no dejó satisfecho a nadie, hizo que Pablo Alfaro mencionara que "ahora no dependemos de nosotros pero ahora el que tenga algún error lo va a pagar caro y el que tenga dos aciertos será el que tenga la posibilidad de tener la lucha hasta el final". "Cuando los números no engañan a nadie, nos separa un punto", añadió.

Regreso de la afición y el camino por recorrer a partir de ahora

El partido, en otros aspectos, estuvo marcado por la vuelta de los aficionados cordobesistas al Arcángel muchos de ellos, por primera vez en prácticamente un año, y sobre ello tuvo palabras Pablo Alfaro. El zaragozano afirmó que "el regreso de la afición me ha parecido fantástico, ha habido recibimiento previo, la oportunidad de volver a tener el calor de los nuestros. Ojalá seamos capaces de ir mejorando la situación sanitaria". Con relación más o menos relativa entre eso y el estado anímico de los jugadores, el preparador blanquiverde reveló la realidad de un plantel que no está contento con el empate. "Te pones dos veces por delante en el marcador y no consigues las victoria, estás dolido. Estos partidos normalmente los pierdes, más de un tercio del partido con un hombre menos das más facilidades al rival. No vamos a desfallecer. Las opciones siguen estando ahí y las vamos a pelear. Se van a dar cosas muy raras. Hay que estar fuertes hasta el final", desarrolló.

En cuanto a la actitud de su escuadra, Alfaro mostró plena confianza en sus jugadores y fue tajante al respecto de si hubo algún problema en ese sentido. "No creo que el equipo no haya ido a por el partido porque se ha adelantado dos veces. Te puedes asustar y nosotros no lo hemos hecho, hemos presionado arriba. Hemos presionado con balón, hemos salido con dos delanteros. Si fuera Loreto hoy, estaría cabreado por que me metan de un gol de saque de banda", manifestó el preparador, a la vez que recalcó la idea de que "el fútbol es un deporte de aciertos y errores y hay situaciones que se tienen que seguir mejorando". Ya con perspectiva directa al partido ante El Ejido, el maño reconoció los errores de sus futbolistas pero no ve tiempo en lamentos. "Hoy ha habido situaciones que tanto en ellos como en nosotros, los nervios pesan, la presión hay que saber llevarla. Hay que ser fuertes mentalmente para saber que los rivales también plantean dificultades", aseveró.

Una de las ausencias más destacadas del once inicial del Córdoba fue la ausencia de Javi Flores, para lo que Pablo Alfaro tuvo explicación dadas las circunstancias del partido. "Dentro de que Javi físicamente es lo que es, estaba más o menos en condiciones, hoy necesitábamos vigor físico para ir contrarrestando desde arriba lo que el Murcia quería hacer. Probablemente era una de las opciones si hubiéramos estado con once", expresó el entrenador, a lo que agregó que, con 10 jugadores sobre el césped, buscaba más hombres de trabajo sin balón. El capitán cordobés no tuvo unos minutos de los que sí dispuso Moussa Sidibé, que fue sustituido al filo del final tras salir de recambio por Nahuel Arroyo. El maliense, según señaló Pablo Alfaro, se llevó un traumatismo en el costado sin mayor gravedad, al igual que Mohammed Djetei, cuya contusión en la tibia no le apartará demasiado tiempo del grupo. Otro de los suplentes, Federico Piovaccari, tuvo en sus pies una de las ocasiones más claras en la segunda mitad, pero el italiano, obcecado en su disparo, no vio la entrada por la banda de Sidibé. "Era una jugada super importante y no ha decidido bien. Hay que verse ahí dentro, con las pulsaciones a cien. Él se ha visto con ganas y con fuerzas suficientes", dijo Alfaro al respecto.

Finalmente, sobre el último tramo de competición, donde el Córdoba deberá ganar los dos partidos para depender al mínimo de otros resultados, Alfaro declaró que "tengo la corazonada de que va a haber sorpresas, tienes experiencia en todos los finales de competiciones. Nos vamos a centrar en el presente y en nosotros, es lo único que podemos manejar. Podemos corregir nuestros errores, potenciar nuestros aciertos e ir a ganar el partido". Por delante, el partido del próximo domingo ante el CD El Ejido en suelo almeriense y el final de la primera fase ante el Betis Deportivo. Empezó el partido dependiendo de sí mismo y lo acabó sin esa ventaja. Eso es, viendo la historia, la esencia del Córdoba CF.

Etiquetas
Publicado el
7 de marzo de 2021 - 21:19 h