El fútbol sala cordobés, toda una amalgama de sensaciones

Partido disputado entre el Córdoba Patrimonio y el Fútbol Emotion Zaragoza

Con todo el deporte buscando dar un paso adelante, cada uno en su categoría correspondiente, el fútbol sala no iba a ser menos, y más cuando uno de los equipos cordobeses está compitiendo en la máxima categoría nacional de la disciplina, plantando cara a los más grandes de España y siendo el club referencia en la provincia. El fútbol sala califal va, poco a poco, recuperando su esplendor y avanzando hacia una evolución inevitable, surgida de la gran cantera de futbolistas existente en la ciudad. Además del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, en Primera División, el Deportivo Córdoba es otro de los referentes en el apartado femenino, y, aunque por el momento no está cumpliendo los objetivos de luchar por el ascenso, las pupilas de Juanma Cubero aún tienen una opción de reengancharse a los puestos altos de la tabla gracias a los partidos aplazados por la Covid-19. Por último, no puede pasar tampoco por alto el papel que está llevando acabo el Beconet Bujalance en la Segunda División B, peleando por la clasificación a la promoción de ascenso a Segunda División.

El salto de gigante del Córdoba Patrimonio

Comenzando por la máxima categoría nacional de fútbol sala, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad está siendo, sin lugar a dudas, una de las revoluciones de la temporada. Tras firmar un mercado de fichajes llamativo, con jugadores de gran renombre como Miguelín, los blanquiverdes no pudieron tener un mejor inicio de campaña, cumpliendo así las expectativas generadas. Pese a la más que previsible derrota en el encuentro inaugural frente a Jimbee Cartagena -actual tercer clasificado-, los de Josan González dejaron un buen sabor de boca, tan solo empañado por dos minutos de desconexión que impidieron luchar por la victoria. Desde ese momento, el Córdoba Patrimonio comenzó una excelente racha de resultados, con tres victorias consecutivas y tres empates posteriores, que le colocaban entre los equipos más en forma de todo el campeonato, y que les permitía dejar atrás la amenaza del descenso que tanto ha acechado al club cordobés en los últimos años.

Ya con la clasificación a los octavos de final de Copa del Rey en el bolsillo, los blanquiverdes comenzaron a atravesar el momento duro del calendario, con rivales como ElPozo Murcia, Jaén Paraíso Interior, FC Barcelona o Inter Movistar, que se tradujo en cuatro derrotas, con la única excepción de la victoria por goleada cosechada frente a Fútbol Emotion Zaragoza. De esta manera, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se plantaba en las tres últimas citas de la primera vuelta de la temporada con opciones reales de disputar la Copa de España. Dichas opciones pasaban, sobre todo, por vencer en el Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre, y el primer duelo iba a tener lugar el 29 de diciembre frente a un rival directo, el Levante UD. Sin embargo, el aumento de casos por la Covid-19 acabó afectando a la plantilla blanquiverde, que notificó dos positivos en los días previos al partido, y obligó al aplazamiento del mismo hasta 2022. De esta manera, la clasificación de este 2021 para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad se cierra con el equipo en decimoprimera posición, a tan solo dos puntos de Copa de España y con 10 puntos de margen con respecto a los puestos de descenso.

Comienzo dubitativo para el Deportivo Córdoba

El objetivo para el Deportivo Córdoba para esta temporada era muy claro: lograr el ascenso. La temporada 2021-22 se presentaba como la campaña de redención, de quitarse las cadenas y de lograr, de una vez, volver a la Primera División femenina de fútbol sala. Con un equipo fuerte y con jugadoras que recordaban los mejores momentos del club -como es el caso de María Uceda-, el cuadro cajista saltó a la pista con todas las ganas y la intensidad propias de quien busca un ascenso. Una doble victoria en los primeros dos encuentros permitía soñar a las cajistas, que se colocaban en lo más alto de la tabla del Grupo III de Segunda División.

Sin embargo, pronto llegarían las malas noticias, y lo harían en forma de doble derrota. Las victorias de Guadalcacín y La Boca Te Lía sobre las pupilas de Juanma Cubero acabaron hundiendo al equipo en la clasificación, llegando a caer hasta el octavo puesto. Aun así, la reacción llegó, y el empate frente a Camoens, sumado a una nueva doble victoria contra Alhameña y Torreblanca volvió a dar impulso a las cajistas, aunque volvería a verse cortado abruptamente con la derrota en Martos. De esta manera, el Deportivo Córdoba afrontaba la última cita del año ante un Martos B que luchaba en las mismas posiciones. En cambio, apenas unas horas antes del encuentro un positivo en la plantilla cajista, sumado a varios contactos estrechos, obligaron al club a pedir el aplazamiento del encuentro, cerrando así el año en el octavo lugar.

El fortín del Pepe Montalbán, clave en el éxito del Beconet Bujalance

Hacerse fuertes como local, y sumar tantos puntos como sea posible como visitantes. Esa parece ser la premisa principal de un Beconet Bujalance que está cumpliendo con las expectativas generadas, luchando por los puestos altos de la tabla en un grupo difícil y de mucho nivel dentro de la Segunda División B de fútbol sala masculino. La escuadra de Fermín Hidalgo aún no conoce la derrota en el Pepe Montalbán, acumulando ya más de tres meses de buenos resultados en el feudo bujalanceño. Seis victorias y un empate es el registro cosechado en su propio feudo por el Beconet Bujalance, siendo así el mejor local del Grupo V, empatado a puntos con Jaén Paraíso Interior B y Zambo Pinatar.

Sin embargo, como visitantes, el rendimiento no acaba de llegar, lo que le impide al conjunto cordobés estar en los puestos de play off. Los pupilos de Fermín Hidalgo tan solo han sumado una victoria lejos de Bujalance, y fue en su visita al Nazareno, penúltimo clasificado de la tabla. Más allá de ese triunfo, el Beconet Bujalance ha logrado sumar tres empates -contra Cádiz CF Virgili, Jaén Paraíso Interior B e Imperial-, sumando así un total de 6 puntos. Así pues, los bujalanceños cierran el 2021 a las puertas de la promoción de ascenso, en quinto lugar, con 25 puntos en su haber, y a tan solo uno del Jumilla FS, equipo que cierra los puestos de play off. De esta manera, el conjunto de Fermín Hidalgo buscará seguir luchando por entrar en esos primeros cuatro puestos de la tabla y así poder estar, la próxima campaña, en Segunda División.

Etiquetas
stats