Quiere estar con ellos

Lance de un encuentro del Córdoba en El Arcángel

Una oportunidad de oro para conseguir uno de los objetivos principales que se marcaron a principios de campaña. El Córdoba, a pesar de cosechar una mala temporada en cuanto a resultados y juego se refiere, puede todavía lograr una plaza en Primera RFEF para el próximo curso regular. Y es que el conjunto blanquiverde ha tenido un año muy inestable, cambiando hasta dos veces de entrenador y quedándose fuera de los tres primeros puestos a lo largo de una primera fase que hubiese significado poder luchar por subir a Segunda División. Una vez desperdiciada esta posibilidad, los chicos dirigidos por Germán Crespo llegan a la última jornada de la segunda parte de la temporada con la oportunidad de conseguir la permanencia en una tercera categoría donde ya tienen su plaza asegurada un total de 34 equipos -todo ello contando que los que se clasificaron entre los tres primeros de sus respectivos grupos están peleando en la actualidad por subir a Segunda División-. Además de la del Córdoba, hay varias sorpresas en clubes que, en teoría, deberían haber logrado este puesto por presupuesto, pero finalmente no ha sido así, dejando su sitio a otros equipos que han conseguido una regularidad óptima en cuanto a resultados se refiere.

El Grupo I fue uno de los más competidos de todo el torneo. El Deportivo de la Coruña, ubicado en el Grupo I-A, se alzaba como el máximo favorito después de descender de una manera muy polémica a la Segunda División B. Sin embargo, el conjunto coruñés ha visto cómo ha tenido que conseguir una plaza en Primera RFEF a lo largo de la segunda parte de la temporada y ahora busca un acompañante en el nuevo subgrupo, siendo el Racing de Ferrol el máximo aspirante para llevarse esa segunda plaza. Mientras tanto, Zamora, Celta de Vigo B y Unionistas de Salamanca lograron certificar esta gesta durante la primera fase, luchando actualmente por un puesto en el play off que permite pelear por subir a Segunda División. Por la otra parte, Burgos, Cultural y Deportiva y Leonesa y Valladolid Promesas fueron los tres primeros clasificados en el Grupo I-B.

El Grupo II ha sido prácticamente dominado por los filiales, sobre todo un subgrupo en particular. En el Grupo II-A tanto Real Sociedad B como Bilbao Athletic han ido gestionando la tabla clasificatoria sin oposición aparente, aunque el buen final del Amorebieta le ha hecho asegurarse también una plaza en Primera RFEF como el resto de los segundos equipos vascos. Mientras tanto, Tuledano, Calahorra y SD Logroñés se hicieron con los tres primeros puestos dentro del Grupo II-B, dejando al Real Unión con una posición ventajosa para la segunda fase. De hecho, el plantel vasco, al igual que el Racing de Santander, certificó su presencia en la tercera categoría del fútbol español para la próxima temporada durante la segunda parte de la temporada.

Mientras tanto, en el Grupo III hay viejos conocidos para el Córdoba CF. A lo largo del Grupo III-A, el Nàstic de Tarragona, a pesar de empezar la temporada con unos resultados cuestionables, ha terminado siendo el equipo más regular y el que ha liderado finalmente este subgrupo. Tras el equipo catalán, Barcelona B y Andorra consiguieron los dos puestos que aseguraban su participación en Primera RFEF para la próxima temporada, aunque el nivel del otro subgrupo les dejaba con muy pocas opciones de poder luchar por subir a Segunda División, ya que el Ibiza se mostraba intratable en el Grupo III-B. El cuadro donde se encuentra el cordobés Javi Lara dominó de principio a fin, dejando en un segundo lugar a Alcoyano y Villarreal B que también han certificado su presencia en la tercera categoría del fútbol español. Mientras tanto, en la segunda fase sigue estando la lucha abierta, siendo el Cornellá el equipo más destacado.

Aunque se sepa ya de memoria por razones obvias, el Grupo IV ha estado igualado desde el primer día, dándose sorpresas muy inesperadas en gran parte del campeonato regular. Durante la primera fase, el Algeciras, club que estaba en descenso cuando la Covid-19 obligó a suspender todas las competiciones a lo largo de la pasada temporada, ha dominado todo el Grupo IV-A, dejando a San Fernando y Atlético Sanluqueño en un segundo plano, aunque consiguieron la plaza en Primera RFEF por la vía rápida. Por otro lado, el Grupo IV-B fue comandado por uno de los clubes que tiene un pasado reciente en Segunda División. El UCAM Murcia logró imponerse en este subgrupo por delante de Linares Deportivo y Betis Deportivo, mientras que la Balompédica Linense ya ha certificado su presencia en la tercera categoría del fútbol español a lo largo de la segunda fase.

Por último, el Grupo V ha demostrado ser uno de los más competitivos a lo largo de la primera fase. Y es que el Grupo V-A ha estado igualado desde la primera hasta la última jornada, sin saber, por un lado, qué equipo podía salir líder, mientras que otros conjuntos podían acceder por la vía rápida a la Primera RFEF. Aun así, San Sebastián de los Reyes, Real Madrid Castilla y DUX Internacional de Madrid fueron las plantillas más fiables, dejando fuera a un Atlético Baleares que ha certificado su presencia en la tercera categoría del fútbol español a lo largo de la segunda parte de la temporada. Mientras tanto, Badajoz, Extremadura y Talavera fueron los tres primeros clasificados del Grupo V-B, siendo el club pacense el primero en clasificarse matemáticamente para el play off para subir a Segunda División.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
8 de mayo de 2021 - 05:45 h
stats