Un banquillo a la altura de lo exigido

Partido disputado entre el Córdoba CF y el UD San Fernando

Un hándicap a lo largo de las temporadas pasadas y parece que en este inicio liguero se ha paliado a la perfección. Tras unas campañas donde la afición no ha tenido ni una sola alegría y lo único que han existido son problemas y descensos de categoría, el Córdoba está levantando el vuelo y quiere volver a ser lo que un día fue. La entidad blanquiverde ha batido récords negativos como el mayor número de descensos en el menor tiempo posible (cuatro en siete años), pero ahora le toca romper los positivos. Los chicos dirigidos por Germán Crespo acumulan 17 partidos sin conocer la derrota; lideran el Grupo IV de Segunda RFEF con siete puntos de ventaja y con un partido menos; están en la final de la Copa RFEF ante el Guijuelo; y se enfrentarán a un equipo de Primera División en la próxima edición de la Copa del Rey. Todo está saliendo según lo previsto merced a una buena planificación desde verano.

A pesar de que había dudas en cuanto a su rendimiento se refiere tras el desastre de la temporada pasada, el director deportivo Juan Gutiérrez, más conocido como Juanito, ha dado una lección de cómo se trabaja en el duro mercado de las categorías más modestas y ha confeccionado un primer plantel a la altura de las exigencias. De hecho, el cambio más notorio con respecto a la anterior campaña es la multitud de opciones que tiene el técnico Germán Crespo. El entrenador nazarí ya lo ha explicado a lo largo de muchas comparecencias y es que todos los jugadores que conforman la plantilla podrían ser perfectamente titulares, como es el caso de Antonio Casas, Luismi o Adrián Fuentes que entraron de refresco ante el Cacereño y lograron anotar, cosa que no sucedía desde el año 2018 cuando Piovaccari y Andrés Martín marcaron saliendo del banquillo ante Las Palmas. Otro profesional que debutó frente al cuadro extremeño y que realizó una intervención de mérito en los últimos minutos del encuentro fue Carlos Marín.

El guardameta almeriense paso por la sala de prensa al finalizar el partido y admitió estar "muy contento" y admite que la concentración es lo más importante para un portero. "El papel del portero es que tiene que estar todo el tiempo atento porque cualquier acción puede ser determinante. Ha sido un partido donde no he tenido actividad bajo los palos. Mi objetivo era mantener la concentración hasta que pitase el árbitro", añade un Carlos Marín que no se vio sorprendido por la titularidad y cree que la competencia en este equipo es sana. "No me comunicó nada durante la semana, pero siempre intento estar preparado y trabajar día a día. Tenía muchas ganas de poder debutar en liga con el equipo y ha sido un debut soñado. Yo no pienso nada más allá de esta semana. El míster ya decidirá a quién pone".

Por otro lado, Adrián Fuentes también compareció ante los medios después de la victoria ante el Cacereño y valoró el trabajo que la plantilla blanquiverde está logrando en la actualidad. "Lo único que se le puede pedir a este equipo es que mantenga esta dinámica, y también es lo más difícil. Tenemos que seguir solventando los partidos de esta manera y con este 5-0 nos hemos reivindicando. Juegue quien juegue siempre da el máximo", asevera un Fuentes que el hambre y las ganas diferencia al cuadro blanquiverde "de otros equipos". "Todo el mundo quiere jugar y estamos en una situación que no me esperaba en pretemporada. Es muy positivo", culmina un jugador que admite que no estaba en "su plenitud en cuanto a gol se refiere", pero cree "en el trabajo y en el esfuerzo". Gracias a esto último, el Córdoba está cosechando únicamente victorias en la actualidad.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
16 de noviembre de 2021 - 05:45 h
stats