Carmen Avilés da un paso más hacia Tokio

Carmen Avilés, en un entrenamiento en El Fontanar | MADERO CUBERO

"Posibilidades había. No sé qué tanto por ciento, pero yo iba a trabajarlo para intentar estar allí aunque fuera con el relevo absoluto". Estas palabras corresponden a uno de los mayores talentos de futuro del deporte cordobés. Se trata de Carmen Avilés, una jovencísima atleta que ya no requiere presentación y que allá en mayo mostrara a este periódico su sueño de participar en los próximos Juegos Olímpicos. Con sólo 18 años, la deportista tiene una trayectoria envidiable y, además de un potencial indudable, un marcado carácter ambicioso. De ahí que tras el período sin entrenamiento en la calle por el estado de alarma con motivo de la pandemia de Covid-19 pensara en Tokio. Un sueño éste que cobra más forma tras el aplazamiento de la cita a 2021, si bien mucho más tras recibir la llamada de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA). La integrante de Los Califas va a pugnar por un puesto en la selección nacional de relevo, que el año venidero busca una plaza en Japón.

En efecto, la joven corredora entra en la convocatoria de la RFEA para un período de concentración en La Palma, previsto precisamente para mejorar el estado de los distintos deportistas -masculinos y femeninas-. Pero también para encarar retos como los World Ahtletics 2021 y, por ende, la clasificación para los Juegos Olímpicos de 2021. La lista engloba a un total 14 atletas, siete hombres y siete mujeres, para la prueba de 4x400. En ella no falta Carmen Avilés, que no es la primera vez que recoge recompensa por parte de los entrenadores nacionales de la modalidad. La cordobesa, al igual que sus compañeros y compañeras, va a trabajar en Canarias entre el 6 y 20 de diciembre, con las miras puestas, claro está y por si queda alguna duda, en Tokio.

La citación con el combinado español de relevo es el broche, por ahora, a un gran año para la joven deportista. Porque lejos de mantener su nivel respecto de los anteriores pareció ir a más. Ya en marzo, antes de que de la pandemia de Covid-19 paralizara todas las competiciones, obtuvo una plata en el Campeonato de España absoluto en pista cubierta dentro de la modalidad de 400 metros lisos. Un trofeo éste que revalidó en septiembre, esta vez en el torneo nacional al aire libre. En octubre se proclamó campeona de España en categoría sub 20, y de nuevo al aire libre, en 200 metros lisos. Fueron estos los mayores logros, pero no los únicos pues, por ejemplo, alcanzó el bronce con Andalucía en 4x400 en el Nacional por federaciones autonómicas.

Etiquetas
stats