Al campo con una mirada a la enfermería

Chus Herrero, con el balón, en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Una vez retomada no quiere abandonarla. La senda de la victoria es la que pretende seguir en adelante. Al menos es lo que desea hacer el próximo domingo en Talavera de la Reina. El Córdoba visita al conjunto manchego con la intención además de lograr al fin un triunfo lejos de El Arcángel y poner punto final a su negativa dinámica como visitante. Son estas las premisas desde las que parte el cuadro califal este miércoles con el regreso al trabajo. Un regreso a los entrenamientos que va a ser intenso al existir doble sesión en la primera jornada de actividad en la Ciudad Deportiva. Pero la vista no sólo la tiene el equipo, y más en concreto su entrenador, en el campo. También  mira de reojo a la enfermería.

A las 10:30 tiene prevista su primera práctica de la semana el conjunto blanquiverde, que ansía enlazar dos triunfos por primera vez esta temporada después de superar al San Fernando. Esta sesión en la Ciudad Deportiva va a tener una continuación muy cercana, ya que a las 16:30 de este miércoles va a ejercitarse de nuevo el equipo de Raúl Agné. En ambos casos las puertas van a permanecer abiertas y gran parte de la atención se va a centrar en determinados hombres. O más bien en si están presentes o no sobre el verde. Son principalmente Jesús Álvaro, Chus Herrero y José Antonio González, que continúan como dudas por diferentes molestias físicas. A ellos se une en cierto modo Javi Flores, cuyo proceso de recuperación puede entrar en fase final. Con quien no existe incógnita es con Xavi Molina.

Cada uno de los casos mencionados es distinto. Por ejemplo, la baja de Jesús Álvaro el pasado domingo sobrevino cuando todo parecía indicar que el jugador regresaría al terreno de juego. El lateral sufrió una lesión muscular ante el Cádiz B y el lunes de la anterior semana mostró una evolución favorable. Sólo dos días después se retiró del entrenamiento y no pudo ser de la partida ante el San Fernando. La cuestión ahora es saber si los problemas han persistido o todavía debe dejarlos atrás. En una situación similar se encuentran precisamente José Antonio González y Chus Herrero. Ambos se perdieron el choque con el Cartagena por sendas molestias en sesiones previas. Hubo apariencia de escasa gravedad pero lo cierto es que ni el centrocampista ni el zaguero pudieron jugar tampoco en el último encuentro.

Lógicamente, la recuperación de cualquiera de estos jugadores resulta importante para el preparador califal. Más que nada porque cinco bajas son demasiadas en una categoría con menor número de efectivos como es la Segunda B. También porque los ausentes son futbolistas con peso específico en el equipo. Sobre todo lo tiene Javi Flores, que está en el dique seco también desde el partido ante el Cádiz B. Después de ese duelo se conoció que padecía "una rotura fibrilar de grado I en el aductor del muslo derecho". La baja se preveía entonces para en torno a dos semanas que ya han pasado. Hay que ver si su evolución es positiva y si su regreso es una opción de cara a la visita al Talavera.

Distinta es la situación de Xavi Molina, quien sí es baja segura para el encuentro del próximo domingo. El catalán se perdió antes el choque con el San Fernando. Todo por una afección que sufrió en el tramo final del duelo con el Cartagena. El pasado jueves el club informó de que tiene "una rotura de grado I en el semimembranoso de la pierna izquierda", lo que significa un período de unas dos semanas fuera de los terrenos de juego. Salvo que lograra avanzar sobremanera, su ausencia en Castilla-La Mancha es un hecho.

Así, más atención se va a centrar en otro hombre que tampoco va a jugar en Talavera. Ni en ningún otro partido hasta enero. Se trata del hondureño Luis Miguel Garrido, que firmó con el Córdoba en el último día del mercado estival sin opción de tener ficha. Está a la espera de obtener licencia tras Navidad pero no tanto de trabajar con los que son sus compañeros. Al menos ésta es la idea tanto del club como del jugador, cuya llegada se preveía desde El Arcángel para inicios de semana. Fue ésta la información que ofreció el pasado viernes el director deportivo, Alfonso Serrano. Sin embargo, desde la entidad todavía no confirman fecha. Toca aguardar si se produce a lo largo de los próximos días.

Todos los temas mencionados se van a poder comprobar a partir de este miércoles y hasta sábado, cuando concluyen los entrenamientos previos a la visita al Talavera. Al superar la doble sesión del regreso a la actividad el conjunto blanquiverde va a seguir con una práctica diaria en la Ciudad Deportiva. Siempre a partir de las 10:30 y con las puertas abiertas.

Etiquetas
stats