Buenas sensaciones sin asteriscos

Javier González Calvo y Juan Sabas, en un entrenamiento en Montecastillo | CÓRDOBA CF

Primero, un asterisco tras un simple “Córdoba”. Después, otro signo de este tipo con el club ya con apellidos pero no los esperados: “Córdoba CF SAD”. Como punto final, un “Pendiente” sin ni siquiera nombre. Es la situación, para sus principales equipos, de la entidad califal en relación a la inscripción federativa de cara a la próxima campaña. Un hecho éste que continúa en duda pero que parece estar más cerca de resolverse una vez que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) requiriera información sobre la posesión de derechos del club al Juzgado de lo Mercantil número 1. Todo hace indicar que finalmente va a haber inclusión de todos los conjuntos -primero, filial y Femenino, en los ejemplos anteriores, de entrada- por la vía Unión Futbolística Cordobesa (UFC) aunque, también parece esto, de manera provisional. Lo cierto es que al tiempo que tal aspecto obtiene un desenlace la actividad en el plano deportivo prosigue dentro de lo previsto y con grata impresión.

El Córdoba, su primer equipo, cierra ya más de un mes de trabajo en el verde después de arrancar su atípica y larga pretemporada a comienzos de julio. Este lunes descansa la plantilla dirigida por Juan Sabas pero el martes toca retomar los entrenamientos tras completar el segundo stage estival en el Hotel Barceló Montecastillo & Sport Resort de Jerez de la Frontera. Precisamente la concentración en tierras gaditanas sirvió para reforzar la satisfacción en el cuerpo técnico por la evolución del conjunto blanquiverde. “Las sensaciones son todas positivas, exceptuando que no hemos podido jugar ningún partido amistoso. Teníamos previsto jugar un par de ellos si la Federación (la RFAF en este caso) nos daba permiso pero no ha podido ser”, expuso el técnico antes de viajar a la ciudad. La falta de encuentros de preparación, por suerte, ya no va a ser tal pues es posible desde el viernes su disputa.

Lo cierto es que Juan Sabas mantiene su discurso de dicha por la progresión de los suyos durante este extraño verano. “Las sensaciones son buenísimas. El equipo tiene una intensidad y un buen ambiente maravillosos. Nos quedamos con eso, la puesta a punto en todos los sentidos del equipo”, señaló el preparador madrileño. Además, no desaprovechó la ocasión para valorar la labor de la dirección general deportiva en la confección de la plantilla. “La verdad es que estamos contentos de haber doblado posiciones con un nivel muy alto. Eso va a sumar siempre de cara al futuro del equipo y hace que nadie se duerma en los laureles cuando esté en el once titular”, indicó en este sentido. Habló por tanto el entrenador del Córdoba del beneficio que significa un alto grado de pugna -en término deportivo, claro está- dentro del vestuario. “Hay que pelear todos los días por el puesto y esa competitividad que se crea en el día a día es buena para el equipo en competición”, remarcó.

Hasta ahora, el único pero a la pretemporada es la falta de amistosos, como precisó al inicio el técnico califal. Un defecto de forma éste que vino provocado por la necesidad de una autorización gubernamental para la disputa de encuentros. El pasado viernes la Junta de Andalucía publicó ya su normativa para la celebración de actividades de carácter deportivo y de esta forma abría la puerta a los deseados bolos veraniegos. En lo que se refiere al Córdoba, la intención es que el primer equipo juegue uno o dos en los próximos días. Pero, ¿qué desea encontrar Juan Sabas en estos duelos? “Lo que esperan todos los entrenadores. Que veamos al equipo más cercano a la competición, buscar la puesta a punto para llegar al inicio de Liga al 100% y, sobre todo, comprobar las dudas que pueda haber y aclararlas en el día a día”, expresó el madrileño.

Así, por ahora el trabajo del conjunto blanquiverde sólo deja buenas sensaciones en su entrenador. Y éstas no tienen asterisco alguno como sí sucede con el club en lo que respecta a la inscripción por parte de la RFEF. Cabe recordar que el organismo presidido por Luis Rubiales -actualmente en junta gestora hasta proceso electoral- tuvo a bien incluir a la entidad -sólo como “Córdoba”- en el subgrupo B del Grupo IV de Segunda B. Quedaba el asunto “pendiente de resolución”. Días después la RFAF puso otro signo al “Córdoba CF SAD” en referencia al filial y tras otros, el Femenino surgió en Reto Iberdrola como “Pendiente”. El resumen a estas circunstancias es sencillo y ya se conoce: resta confirmación federativa acerca del registro del cuadro califal, de todos sus conjuntos. En este sentido, el administrador concursal, Francisco Estepa, solicitó al Juzgado de lo Mercantil número 1 amparo para acabar felizmente el proceso de UFC. Tras esto, el pasado viernes, fue la Federación la que requirió datos. La idea manejada desde El Arcángel es que todo termine, de una vez por todas pero quizá sólo por el momento, durante esta semana.

Etiquetas
stats