El buen trabajo del Córdoba B tiene su recompensa

El Córdoba B comienza el año con un buen punto en Melilla FOTO: LARREA
El filial araña un punto en su visita al Melilla después de jugar con un hombre menos, por la expulsión de Juan Guerra, casi toda la segunda parte

Quizá por la situación en que se encuentra en la tabla un punto se pueda considerar poco botín. Sin embargo, en esta ocasión debe saber muy bien, tanto por el nivel del rival como por las circunstancias del partido. El Córdoba B, a base de seriedad en el aspecto defensivo y trabajo, mucho trabajo, logra arrancar un empate a su paso por el Álvarez Claro de Melilla. El filial, que ofreció una gran imagen en la primera parte, supo defender cuando le tocó tras la expulsión por doble amarilla de Juan Guerra antes de llegar al minuto 55. Al final, se sumó, que no es poco. José Antonio Romero dispuso un once marcado por algunas bajas importantes, como las de Fran González, Mane o Adri Cuevas. Pero el equipo no lo notó. Por cierto, Javi Cabezas estrenó titularidad en el primer duelo con la escuadra blanquiverde después de que regresara de Écija.

El encuentro comenzó con un primer aviso por parte del conjunto norteafricano. Llegó de las botas de un cordobés, Guille Roldán, que sacó un disparo que obligó a Razak a intervenir para evitar el tanto. Fue casi la única ocasión que se pudo apuntar para los de Javier Moya en el primer acto de un partido que controló a la perfección el Córdoba B. Los califales gozaron del dominio del esférico y mandaron en la medular, lo que llevó a que el rival apenas pudiera contar con opciones de buscar portería contraria. Además, la zaga del filial actuó de manera impoluta, seria y sin ofrecer concesiones. Así las cosas, tocaba mirar la meta defendida por Munir. Casi siempre se intentó por la banda derecha, por la que anduvo Javi Cabezas, quien intentó crear peligro con centros que en todo momento despejó la defensa local. Cerca del cuarto de hora, Dani Espejo ejecutó un lanzamiento de falta que gracias al viento pasó de ser un centro a la olla para tomar forma de balón envenenado. Al final, el esférico se perdió por línea de fondo.

Justo después, Migue Montes reclamó penalti por un posible derribo, que no existió, de Fran Serrano. El filial seguía con el control del choque, aunque no tenía el acierto necesario arriba. En el minuto 17, Gonzalo Verdú sacó una falta desde el costado izquierdo que, tras superar la barrera, detuvo sin problemas el guardameta melillense. Ya en el 30, llegó una acción interesante para el Córdoba B. Juan Guerra cayó en el área local, pero el árbitro entendió que no hubo nada. La jugada continuó y Mendi recuperó el cuero para después ser objeto de falta. Ésta, escorada, se sacó en corto y Juan Guerra fue precisamente quien buscó el disparo, aunque no de forma acertada. El rechace cayó en los pies de Cristian que, desde una posición lejana, disparó. El esférico se marchó muy alto. Un minuto después Munir estuvo atento para abortar el peligro que había ocasionado un robo de balón del Córdoba B y que podía dejar a Rafa Gálvez en posición franca. En ese tramo final de la primera parte, el Melilla despertó y equilibró la contienda.

Chota lo intentó unos instantes después, pero se encontró con la respuesta de Razak. El cancerbero, no obstante, no logró atrapar y tuvo que despejar a córner para evitar males mayores. A diez del final tuvo una buena ocasión el equipo de José Antonio Romero. Javi Cabezas condujo una rápida contra y abrió a su derecha para Juan Guerra, que se internó en el área y buscó el disparo. Le salió mordido y Munir blocó sin problemas. De esta forma, se llegó al descanso con el marcador inicial de empate a cero. Tras el paso por vestuarios, el Melilla apareció mejor, más metido en un partido en que poco a poco dejó de tener protagonismo el Córdoba B. Sí lo tuvo en defensa, donde se tuvo que aplicar a raíz de la expulsión de Juan Guerra en el 53. El jugador se salvó en una primera acción, pero a la segunda el colegiado, que quizá midió de forma diferente a los contendientes, no se lo pensó y le señaló el camino de la ducha. Quedaba mucho tiempo por delante y había que, al menos, mantener el punto. Con un hombre más y con el viento, que sopló fuerte, a su favor, los de Javier Moya fueron dueños y señores del encuentro. No obstante, siempre se toparon con un rival bien plantado y seguro.

Ocasiones como tales hubo pocas. Las muchas aproximaciones melillenses al área del filial blanquiverde acabaron casi siempre con un despeje. Migue Montes lo intentó en el 58, pero su disparo se marchó alto. Igual que Nacho Aznar se sacó un tiro muy desviado. Casi tanto como el posterior de Mahanan. El Córdoba B, mientras, acudía a las contras. Gozó de varias, pero no les sacó provecho. En el 74, David Vázquez sacó una falta en el costado derecho y puso a prueba a Razak, que no pasó apuros en esta intervención. Con el cuadro califal dedicado casi en exclusiva a la defensa del empate, los norteafricanos apretaron cada vez más. Pero una y otra vez se encontraban con una línea defensiva perfecta. Aun así, bien pudieron dar un disgusto a los futbolistas de José Antonio Romero ya en el último suspiro del partido. En el cuarto de añadido, Nando recibió un esférico a unos 20 metros de la meta visitante y lanzó un zapatazo que obligó a la estirada del guardameta blanquiverde.

FICHA TÉCNICA

UD MELILLA, 0: Munir, Pepe, Pedro Bolaños (Manolo, 75´), Mahanan, Richi, Fran Miranda, Guille Roldán, David Vázquez, Migue Montes (Nando, 86´), Nacho Aznar y Chota (Sufián, 68´).

CÓRDOBA CF B, 0: Razak, Cristian, Bernardo, Fran Serrano, Dani Espejo, Gonzalo Verdú, Javi Cabezas (Sergio García, 92´), Rafa Gálvez, Sebas (José Antonio González, 69´), Juan Guerra y Mendi (Pedro Santos, 82´).

ÁRBITRO: Romero Pérez (Comité Murciano). Expulsó por doble amonestación al visitante Juan Guerra (53´). Mostró tarjeta amarilla a los locales David Vázquez, Mahanan, Nacho Aznar y Richi; y al visitante Gonzalo Verdú, Mendi y Javi Cabezas.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésima jornada del Grupo IV de Segunda B, disputado en el Municipal Álvarez Claro de Melilla ante unos 250 espectadores.

Etiquetas
stats