Bebé y la ceguera global: “La bola no quiere entrar”

Bebé, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLVARO CARMONA
El portugués dice que en el vestuario "no habla nadie" de salidas nocturnas | "No hay nada que perder" ante el Athletic de Bilbao

"¿Salvarnos? ¿Y por qué no?". Después de una lánguida comparecencia ante los periodistas, Bebé dejó en el aire una pregunta. Quizá algunos se quedaron con ganas de contestarle y contar alguna de las razones por las cuales resulta doloroso pensar en un desenlace distinto -el descenso- al que señaló el propio presidente del club. Pero no era el caso. Allí unos están para preguntar y otros para responder lo que crean o lo que les manden. Bebé atendió a los medios de comunicación en lugar de Abel Gómez, el capitán del equipo, que era el que había sido anunciado de modo oficial por la entidad a principios de semana. Pero al sevillano le surgió un compromiso inesperado. Y, claro, nadie le pudo sondear por el sentir del vestuario tras los últimos devaneos nocturnos de varios jugadores -Rossi, Fidel y Krhin- en la Feria de Sevilla. Se lo preguntaron a Bebé -quien también se vio envuelto en su día en aquel expediente del que no se supo más junto a Krhin, Rossi y Ghilas por una fiesta tras el partido ante el Valencia- y el portugués hizo lo que se podía esperar: tiró balones fuera. "No sé, yo no vi nada. La gente estaba normal, no sé si alguien salió o no. Nadie ha hablado de eso en el vestuario", dijo.

Bebé vino para hacer goles, pero el caso es que aún no ha firmado ninguno. ¿Le crea eso algún trauma? "Lo intento dar todo en cada partido, pero la bola no quiere entrar", dijo sobre su estadística, que es demoledora. Por una simple cuestión de probabilidad, debería llevar al menos dos o tres tantos en su cuenta. Es el que más veces tira a puerta en proporción a los minutos jugados: 33 lanzamientos en 15 partidos. Y nada. "Seguiré intentándolo con toda la fuerza", ha señalado. Si Romero le alinea, que no hay motivo para pensar que no vaya a ser así, seguirá haciéndolo este viernes ante el Athletic de Bilbao, un partido como todos. "Debemos salir a ganar porque no tenemos ya nada que perder", explicó el punta cedido por el Benfica.

Aunque los resultados no son los que esperaba, el ex del Manchester United confesó que su estancia aquí "es una experiencia" que le está "viniendo bien". ¿Y lo que quedarse en Córdoba, qué? "Eso a mí no me corresponde, sino a mi empresario. Cuando acabe el contrato se verá", manifestó antes de marcharse por donde había venido. No ve portería, no ve líos en el vestuario y no ve la forma de terminar esta aventura de la mejor manera posible.

Etiquetas
stats