Otro sorbo a la Copa para reaparecer al fin

Agus López, ante el Liberbank Gijón en Guerreras Iberdrola.

Ahora sí. Salvo un repentino giro de los acontecimientos, a última hora además, vuelve a la competición. Lo hace no para la Liga Guerreras Iberdrola sino para la Copa de la Reina, torneo en que tiene la oportunidad, por segunda vez en su historia, de disputar la fase final. El Adesal busca, por tanto, cumplir un sueño tras caer eliminado por el Canyamelar en su primera tentativa en este sentido. Para ello debe superar a un duro rival como es el Liberbank Gijón, al que recibe este miércoles (20:00) en la ida de los octavos de final.

Mientras el cuadro asturiano se muestra como uno de los equipos más en forma de la máxima categoría femenina del balonmano nacional, el conjunto de Rafa Moreno llega muy condicionado a la cita. Por cierto, esta eliminatoria es a partido doble, de forma que ambas escuadras vuelven a medirse el próximo sábado (19:00) en Gijón. Sobre la situación del Adesal, por un lado apenas pudo entrenar en los últimos tiempos como consecuencia de la cuarentena propiciada por un caso de Covid-19 hace un par de semanas. Por otro, componentes de la plantilla continúan en sus países de origen con motivo de trámites burocráticos que no tuvieron opción de resolver con prontitud con motivo de la pandemia. Son los casos, en este último aspecto, de Camila Bonazzola y Maura Álvarez.

Dichas circunstancias provocan que el entrenador, Rafa Moreno, tenga limitaciones en cuanto a la rotación. A esto se suma el hecho de que en el mercado invernal hubo dos bajas, casos de Asun Batista y Arabia Peña. Por suerte, el club ha podido concretar la incorporación de Lucía Guarc, quien entrena con el cuadro cordobés desde el pasado mes de septiembre. Quien no puede estar este miércoles es Armina Isic, jugadora de Herzegovina que firmó con anterioridad y que tampoco ha tenido posibilidad de volar hasta España. Así, el preparador del Adesal admite que “el equipo no está en su mejor momento, por muchas ganas que haya de competir después de dos meses”. “Casi no hemos entrenado y tenemos bajas extra de jugadoras que se marcharon a sus países en diciembre y que aún no están aquí”, expuso el técnico.

Todo lo contrario le sucede al Liberbank Gijón, que ha iniciado el año con fuerza. Ha contado por victorias sus dos compromisos ligueros ante el Porriño y el Granollers. La segunda tiene más mérito si cabe al conseguirlo ante el único rival de Liga Guerreras Iberdrola que había vencido todos sus encuentros. Por si fuera poco, las asturianas se han reforzado con Sandra Vallina en el extremo derecho, de forma que cubren una de las carencias que tenían por culpa de las lesiones desde principio de temporada. No menos interés tiene, además, el regreso de nuevo de Meriem Ezbida, canterana del Adesal que ya retornó a La Fuensanta en la primera vuelta de la primera fase de la competición liguera.

En relación al cuadro gijonés, Rafa Moreno destacó que “ha empezado de manera espectacular, demostrando que quiere estar en la pelea por el título”. “Ha dado un puñetazo en la mesa al ser el primero que gana al Granollers. Se confirma con poderío y argumentos para pelear por título”, añadió el entrenador del conjunto fuensantino. “Esperemos competirles”, quiso desear. Por otro lado, el técnico del Adesal lamentó el trance de su entidad. “Queremos reforzarnos un poco más, pero las circunstancias que hemos tenido con Extranjería se nos han venido abajo. Es una pena porque son tiempos difíciles y apechugaremos con lo que toca”, afirmó en este sentido.

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2021 - 05:20 h
stats