El Adesal, sin poder volar al final de 2020

Lance de un partido del Adesal en La Fuensanta | JUAN HUERTAS

Un año no del todo bueno. La pandemia y la crisis económica han hecho que los ciudadanos cambien totalmente su vida, adaptándola a los tiempos futuros que están por venir. Por ello, muchas personas piensan que el 2021 será mucho mejor que su predecesor, aunque en el deporte no debería ser así. La poca afluencia en los campos de fútbol o los pabellones hace que los profesionales de los distintos ámbitos se vean rodeados de soledad. Gracias a esto, los clubes más modestos tienen un contratiempo más para conseguir el objetivo propuesto a principios de temporada. De hecho, el Adesal, después de ascender a la máxima categoría del balonmano femenino nacional, ha visto cómo toda la nueva temporada ha sido más complicada de lo que parecía en un primer momento. Las pupilas de Rafa Moreno tan solo han logrado la victoria en una jornada de las siete disputadas y cierran la tabla clasificatoria con los mismos puntos que el Morvedre.

Una competición liguera que, dada la juventud de la plantilla cordobesa, se antojaba muy complicada. La escuadra de La Fuensanta sabía que para lograr la permanencia debían estar muy concentradas en todos los partidos de esta Liga Guerreras Iberdrola. Aun sabiendo la dificultad reinante, el Adesal comenzó la temporada recibiendo al KH-7 Granollers en el Palacio Municipal de los Deportes de Vista Alegre. El conjunto catalán era el máximo aspirante a llevarse la máxima categoría del balonmano femenino nacional, aunque en el parqué cordobés sufrió durante gran parte del encuentro. Las chicas de Rafa Moreno lograron, a través de una gran defensa, mantener la distancia en el electrónico, pero la escuadra dirigida por Robert Cuesta consiguió la primera victoria liguera (20-30) tras unos últimos minutos que fueron superiores en todo momento al cuadro local.

Estas buenas sensaciones fueron refrendadas una semana después en el primer encuentro a domicilio de las cordobesas. El Adesal viajó hasta tierras ilicitanas para enfrentarse a un Elche que es el segundo favorito para alzarse con la competición liguera. Sin embargo, el cuadro local vio cómo las de La Fuensanta fueron superiores en varias fases del partido, aunque acabaron sucumbiendo ante el poderío de las chicas dirigidas por Joaquin Rocamora. A pesar de que el Adesal había entrado en una buena dinámica de juego, las siguientes derrotas ante Liberbank Gijón (27-32) y Rocasa Gran Canaria (27-11) hicieron que la escuadra de Rafa Moreno entrara en un bucle negativo muy difícil de salir. De hecho, encajaron su sexta derrota consecutiva ante un rival directo en la Instalación Deportiva Municipal de La Fuensanta. El Club Balonmano Morvedre se llevó una agónica victoria (25-28) ante unas cordobesas que fueron incapaz de sumar los primeros puntos de la temporada.

Aunque no han dicho su última palabra. Las chicas de Rafa Moreno siguen insistiendo en su potencial y lo han demostrado en los últimos dos partidos de la primera vuelta. La Fuensanta recibía a otro rival directo por conseguir la permanencia en la Liga Guerreras Iberdrola. El Conservas Orbe Rubensa Porriño cosechó una nueva derrota regular (28-23) después de que el Adesal consiguiese desplegar su juego tanto en área rival como en la propia a la hora de defender. Estos primeros puntos le dio alas a un conjunto cordobés que a punto estuvo de conseguir su segunda victoria consecutiva, pero la mala suerte hizo que el Balonmano Salud Tenerife lograse, agónicamente, doblegar a las fuensantinas (25-24). Un año que no ha sido el mejor para la escuadra de Rafa Moreno, pero que intentará por todos los medios que el 2021 sea el curso de la permanencia en la máxima categoría del balonmano nacional.

Etiquetas
stats