El Adesal, entre lo ‘atado’ y lo oficial

Rafa Moreno, en un tiempo muerto de un partido del Adesal | MADERO CUBERO

Escrito está desde hace más de tres semanas. “Estamos tan centrados en la liquidez que no nos hemos planteado nada más. Esperemos, de aquí al lunes, solucionar el problema para afrontar con un mínimo de garantías la competición y a partir de ahí, si lo logramos, ya nos pondremos con otros temas como la plantilla”. Son declaraciones del presidente de la entidad, Paco Castillo, a CORDÓPOLIS el pasado 11 de junio, a falta de sólo unos días para formalizar la inscripción de su equipo sénior en Liga Guerreras Iberdrola. Las palabras de aquel momento son vistas hoy por hoy como un anuncio anticipado: han de producirse muchas novedades. Así es un tiempo después, ya que el Adesal tiene muy perfilada su plantilla para la próxima temporada, de nuevo en la máxima división femenina del balonmano nacional. Por ahora son ocho las jugadoras que oficialmente va a tener a su disposición Rafa Moreno aunque son más las que tiene si no aseguradas, encaminadas a sumarse al proyecto.

Tal y como informó este periódico, ya el 21 de junio, a partir del día siguiente se daría una consecución de comunicaciones por parte del conjunto fuensantino en el apartado estrictamente deportivo. Básicamente, como entonces se apuntó, porque la dirección deportiva, junto con la junta directiva, tenía prácticamente cerrada la plantilla. La falta de anuncios se debía, precisamente, al requerimiento que se autoimpuso la entidad de asegurar los recursos económicos adecuados para afrontar el regreso a la principal categoría femenina del balonmano español. Dicho y hecho pues de sólo tres jugadoras el vestuario pasó a tener garantizada la presencia de hasta ocho en cuestión de días. La mayoría, eso sí, fueron renovaciones.

Antes de cerrar mayo -bastante antes además- el Adesal informó únicamente de tres renovaciones. Fueron las de Lucía Vacas, Alba González y Ángela Ruiz. Ya el 25 de junio, la entidad formalizó públicamente la continuidad de Amanda Valero, que además vino a completar la portería del equipo dirigido por Rafa Moreno. Después sucedieron hasta tres prolongaciones de contrato más y el primero de los fichajes previstos y con tiempo sellados. De la plantilla de la campaña 2019-20 van a continuar también Irene García, Gleinys Reyes y Malena Guerisoli. La mala noticia la recibieron otras cuatro de las integrantes del conjunto de La Fuensanta la anterior temporada. Como descartes, tuvieron que decir adiós Marta Pombal -que firmó poco después por el Córdoba BM-, Lara Lozano y las canteranas María Sánchez y Noelia García.

En cuanto a las incorporaciones, apenas una anunció el Adesal hasta la fecha. Fue en ese período de mayor intensidad informativa por su parte. Se trata de Andrea Roda, una pivote que llega del Bolaños tras pasar por otros clubes como UCAM Murcia o Salud de Tenerife. Pero el de la jugadora de 26 años no es el único fichaje que tenía atado, y así siguen el conjunto de La Fuensanta, pues también cuenta con las contrataciones Arabia Peña y Fanny Monrós. Ambos nombres los colocó sobre la mesa el espacio web Deportecienporcien.com el 26 de junio. La primera actúa como extremo derecho y va a recalar en Córdoba después de dos temporadas en el Salud Tenerife. La segunda interviene como lateral zurda y procede del Logroño.

Una vez anunciados dichos fichajes, salvo que un contratiempo impida que se lleven a efecto finalmente, el Adesal va a contar con hasta una decena de jugadoras. A ellas se deben sumar otras ya sea por la vía de la renovación o del fichaje. Por ejemplo, resta por saber qué sucede con integrantes de la pasada campaña como Maura Andrea Álvarez, Asun Batista o Camila Bonazzola. En principio, al no formar parte de la lista de bajas son deportistas que cuentan para el proyecto del cuadro fuensantino para su vuelta a la Liga Guerreras Iberdrola. Sea como fuere, lo único que está claro es que la planificación está avanzada de tal forma que por ahora restan mucho más anuncios que operaciones por concretar.

Etiquetas
stats