La acción continúa en Pozoblanco

De las Cuevas, en un entrenamiento del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Es una de las citas con más solera del fútbol cordobés. También una de las habituales en el calendario del club más representativo de la provincia. Y eso que en los últimos años su presencia es menos frecuente que unos cuantos atrás. Aunque no deja de ser un encuentro amistoso, en juego se encuentra una copa. Se trata del veterano Trofeo Ciudad de Pozoblanco, que también es Memorial Juan Sepúlveda, y que tiene -y más de uno- en sus vitrinas. Pero a buen seguro quiere otro, sobre todo porque eso supone que vuelve a vencer y prosigue con su evolución positiva durante esta pretemporada atípica. Lo cierto es que el Córdoba inicia este domingo un ciclo de duelos preparatorios ante equipos vecinos en la localidad de Los Pedroches y ante la escuadra local. Una contienda ésta con un sabor especial que además significa el reencuentro con un ex: Javi Moreno, actualmente entrenador blanquillo.

Tras la firme victoria ante el Algeciras (1-4) del pasado jueves, el cuadro califal desea ahora dejar clara la diferencia de categoría en el césped del Municipal de Pozoblanco. Porque el rival, al igual que ocurriera en Torremolinos, milita en Tercera. Con todo, ya se sabe que en fútbol manda el trabajo en el verde y no el nombre. La acción continúa por tanto para el conjunto blanquiverde, que vuelve a estar bajo la dirección de Juan Sabas. El entrenador del primer equipo está de regreso de Baréin, donde viajó junto con la cúpula directiva y deportiva del Córdoba para reunirse con los responsables de Infinity. Ya el sábado estuvo al frente del entrenamiento de una plantilla a la que aún le faltan un par de piezas -entre dos y tres- pero que comienza a dar muestras del buen equilibrio conseguido en el mercado de fichajes. Así como del aprendizaje de ideas y conceptos gracias a una pretemporada realmente larga -arrancó a inicios de agosto-.

A las 20:00 está previsto que comience el partido en el estadio de la localidad de Los Pedroches, que va a albergar a unos 200 espectadores. Ésta es la cifra total si el club blanquillo agota el papel. Las circunstancias obligan y hoy por hoy resulta imposible la vuelta absoluta a la normalidad con motivo de la pandemia de Covid-19 -que se deja sentir bastante en la provincia dentro de su segundo brote epidémico-. No es más que otro factor al que acostumbrarse de cara a la próxima temporada, para la que sigue a buen ritmo el conjunto blanquiverde. Los de Juan Sabas acumulan tres encuentros de preparación con dos victorias y un empate, con cinco goles a favor y sólo uno en su contra. Positivo balance hasta ahora y que desea mantener ante un rival que tiene con toda seguridad la apetencia de superar a un equipo de superior rango -por categoría-.

La expectativa del Pozoblanco, dirigido por un viejo conocido del cuadro califal como es Javi Moreno, es, cuando menos, poner difícil el triunfo al adversario. También está el siempre atractivo hecho de que se trata de un derbi provincial y de que se produce, por tanto, la rivalidad geográfica -a nivel deportivo, claro está-. De esta forma, debe de ir sin confianza el Córdoba si no quiere verse sorprendido por el cuadro pedrocheño, que aspira la campaña 2020-21 a permanecer en Tercera. Y a ser posible sin muchos apuros. Una tarea ésta que no le va a resultar sencilla habida cuenta el cambio de la competición en su formato, que provoca que haya más descensos de los comunes y que sea más compleja la salvación. Para alcanzar el objetivo conformó la entidad una plantilla con buena parte del bloque del anterior curso y fichajes que han de dar el plus deseado, y en la que se mezclan juventud y veteranía.

Muy clara es la diferencia en esta ocasión, como ocurrió con el Juventud Torremolinos, no sólo por la categoría de cada rival sino por la meta que persiguen ambos. Porque el Córdoba considera que no ascender a Segunda A es un fracaso. Con esa presión, o exigencia si se prefiere, convive desde hace tiempo el plantel a las órdenes de Juan Sabas. Hoy por hoy parece que no pesa a los jugadores, si bien no dejan de ser estos partidos de preparación sin más relevancia que el crecimiento. Sea como fuere, nunca está de más ganar en este tipo de duelos y es lo que va a procurar el cuadro califal en el emblemático Trofeo Ciudad de Pozoblanco, que alcanza este domingo su trigésimo sexta edición -y decimoctava como Memorial Juan Sepúlveda-.

Etiquetas
stats