Zenet llega este viernes con su último disco al Teatro Góngora

Toni Zenet.

Zenet presenta este viernes en el Teatro Góngora su último trabajo: Si sucede, conviene, un disco donde predominan los aromas latinos y el más luminoso de su producción. Con este cuarto álbum de estudio, el malagueño pretende cerrar un ciclo vital y musical, donde reinaban el humo y la penumbra, para abrir otro que él describe gráficamente como “un cambio de lo nocturno a lo diurno”.

No obstante, advierte, el resultado sigue siendo siendo “muy zenet”, como demuestra que ha vuelto a acompañarse de su habitual letrista, Javier Laguna, y de su compositor y guitarrista, José Taboada.

Después de casi cuatro años sin publicar material nuevo y ocho años ya desde que saliera al mercado aquel primer disco, Los Mares de la China -Premio de la Música al mejor artista

revelación 2009-, con el que entró por la puerta grande en la escena musical española

gracias a una propuesta singular y clásica, sólida e innovadora, Zenet sigue jugando con las

mismas cartas: las suyas, la autenticidad.

Dicen que su secreto es buscar, escarbar y beber en diversos estilos -del fado al tango, del jazz al swing, del bolero a la copla-, pero siempre llevándolos a su terreno para conformar un estilo propio.

Zenet vive una nueva etapa que él califica como “más sana y más consciente de las cosas”.

“Es un cambio que ha sobrevenido solo, en parte por mis circunstancias vitales actuales y en parte impulsado por mi voluntad de darle un giro a mi vida”, añade. Ahora, confiesa, ha

dejado la noche y aprovecha en mayor medida el día “para poder estar con mi hijo más

tiempo y disfrutarlo; eso ha ha conllevado otros cambios en mis rutinas diarias y en mi forma de componer y de cantar. Es un cambio de ciclo, cierro uno y abro otro, aunque, por

supuesto, este nuevo disco sigue siendo muy zenet“, afirma.

Las canciones de Si sucede, conviene hablan “del perdón, de recuerdos de la infancia y de

miradas hacia el futuro“, explica el artista. La propia portada ya avisa de que en este trabajo la luz es protagonista, como la poesía de la felicidad que muestran los textos. Son canciones para un tiempo nuevo y están impregnadas de la alegría de vivir que representa ese traslado de la noche al día, del interior de los clubes nocturnos al brillo de los ritmos latinos.

En este disco, afirma Zenet, “nos vamos un poquito al up-tempo (tiempos rítmicos más rápidos), y hay algunos temas muy bailables”. También hay canciones que caminan hacia terrenos como el pop latino (Pura envidia), la balada brasileña (Mil veces prefiero) e incluso el folk, sonidos hasta ahora inéditos en su repertorio. Y además, hay canciones clásicas del universo Zenet, como una balada (Qué será lo que me has dado) o una especie de tango (Perdona), en el que la armónica suena como un bandoneón . “Lo cierto -resume- es que hay grandes contrastes en este disco”.

Etiquetas
stats