El Selu: “El musical es lo mejor que he hecho en mi vida”

Musical El Selu

José Luis García Cossío, El Selu, es para la sociedad, particularmente para los amantes de Carnaval, una figura clave e inherente de la fiesta gaditana. Su chirigota ha hecho reír a muchas generaciones a las que ha conseguido unir mediante la ironía y la gracia a través de unos personajes perfectamente reconocibles, como son los tipops de 'Los borrachos', 'La Pepi' o Juan, como popularmente se renombró a la chirigota 'Si me pongo pesao me lo dices'.

Este año, por tercera vez en su historia, la chirigota de El Selu no participará en el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas (COAC) de Cádiz, que comenzará el 11 de mayo. El grupo se encuentra disfrutando de El Selu. El Musical, un espectáculo que llegará a La Axerquía el próximo 30 de abril y por el que pasarán todos los personajes de sus chirigotas.

Escrito y dirigido por El Selu y producido y distribuido por 16 Escalones, el musical arrancó su gira en Cádiz el 28 de noviembre. Supone una manera diferente de ver el Carnaval, una conexión directa con un público no exclusivamente carnavalero. Una relación entre el humor, la crítica y el sarcasmo. El Selu vuelve a innovar tomando las bases del Carnaval para iniciar, junto a su chirigota, un viaje que nos acerca, a través de la música, de la escenografía y del propio libreto, a la teatralización de sus principios. Una apuesta por la innovación que les permite salir de lo convencional del carnaval, acompañando los cuplés, pasodobles y popurrís con nuevos instrumentos que les dan ritmos de jazz, swing, tango o flamenco. El elenco de El Selu. El Musical cuenta con la incorporación de músicos de primera fila, entre los que se encuentran Javier Galiana, director musical del espectáculo; José Benítez, batería; José López, contrabajo o Joaquín Sánchez, a los vientos.

PREGUNTA (P). ¿Por qué este musical?

RESPUESTA (R). Precisamente por la pandemia. Tuvimos que hacer un parón forzoso y desde hacía muchos años tenía ilusión de hacer un musical. Me puse a hacer el guión y cuando pudimos ensayar, lo hicimos. Nos hemos tirado un año y pico preparándolo, pero al final ha salido muchísimo mejor de lo que esperaba. Al fin y al cabo, el sueño de todos era hacer un musical. Además, hemos tenido mucha suerte porque con lo raro que está todo, estamos escapando muy bien, con bastantes actuaciones y llenando en sitios como Madrid, El Falla o Granada. En Madrid, por ejemplo, hay mucha afición y llenamos también en el Liceo. El Carnaval está muy extendido por España y en todos los sitios lo conocen. El público se espera Carnaval y no la sorpresa que rodea a todo el musical ni las cosas que pasan.

P. Este año se cumplen 30 años de tu chirigota. Jamás pensaste que aquella decisión te iba a traer tanta gloria, ¿no?

R. La verdad es que no. Empezamos a salir como hobbie y afición. Era una desahogo y una forma de divertirnos, pero el apoyo del público nos llevó a profesionalizarnos, instituyendo al fin y al cabo un estilo de chirigota que la gente iba pidiendo cada año.

P. ¿Te quedarías con algún tipo en concreto?

R. Es muy difícil. Tampoco depende de los premios que hemos conseguido o del resultado en El Falla. Por ejemplo, el personaje de la suegra [de la chirigota 'Mi suegra como ya dije'], entre el público, tiene mayor relevancia que la que tuvo en el concurso. Cuando el público ve en acción a la suegra, ve la maldad que tiene y a quién se dirige, te podría decir incluso que le echa la pata al personaje de Juan, por ejemplo. El tipo de 'Lo que diga mi mujer' oel de 'La Pepi' también tienen mucha fuerza interpretativa. La verdad es que todos tienen algo.

P. Pero el tipo de Juan fue el más mediático.

R. Sí, sí, pero en el musical queda integrado como en un maremágnum y ninguno destaca sobre otro. Todos están relacionados. Van saliendo los personajes y la gente se va sorprendiendo por la manera en que lo hacen.

P. ¿Ha sido complicado aunar 30 años de chirigotas?

R. Bueno, no tanto. Había que coger los personajes, sus aspectos más significativos y plasmar sus vidas. Siempre hemos tenido muy presente el éxito que tenía la chirigota, pero nos daba mucha que se recordaran únicamente del concurso y que no se volvieran a poner en escena. Ten en cuenta que el público solo conoce a los personajes durante los 20 minutos de las actuaciones, pero en el musical les hemos puesto vida y mostramos cómo se entrelanzan unos con otros. Hay actuaciones individuales y también momentos en los que estamos tres o cuatro en el escenario, pero en ningún momento estamos todos. Y la música en directo es una pasada.

P. ¿Cómo llevais eso de no estar todos juntos a la vez?

R. Es raro. Ha sido todo un reto para nosotros, pero también ha sido como sacar un lado que no sabíamos que teníamos, que es la interpretación. Ya no solo interpretamos José Mari y yo, sino muchos miembros de la chirigota. Hemos descubierto una nueva faceta y estamos viendo que por separado también tenemos gran potencial.

P. ¿Ha tenido El Selu más libertad haciendo este musical que creando un repertorio para El Falla?

R. Precisamente es eso lo más característico del musical: la libertad que tenemos. En el concurso estamos muy encorsetados, pero en el musical, no. Podemos hacer lo que nos dé la gana. Escribí un guión muy libre y en el resultado se ve. La gente palpa esa libertad y lo transmitimos. De verdad que es un gustazo ver a los personajes más desarrollados que en el concurso.

P. ¿Habéis adaptado los tipos a los tiempos que corren?

R. Sí sí, están actualizados (risas). Esa libertad nos permite usar la actualidad y la nostalgia o tirar de estereotipos. Lo más bonito que me ha dicho la crítica fue después de actuar en Gran Vía y es que se hablaba de este trabajo como un musical. Y eso es lo que es.

P. ¿Y cómo se tomó la familia que no saliérais en el concurso pero que os íbais de musical?

R. (Risas) Bueno, tengo que decirte que estamos disfrutando de la familia como hacía años que no lo hacíamos.

P. ¿Cómo está siendo vivir este musical sin vuestro compañero Paqui?

R. Duro, muy duro, porque no paramos de acordarnos de él. Cuando empezamos, estaba con nosotros e, incluso, ensayando. Nos duele mucho porque se ha ido sin ver el resultado final, que es toda una vida de chirigotas.

P. ¿Cuál es el futuro de este musical?

R. Seguir girando de momento. En verano tampoco haremos parón y tenemos por delante muchos sitios a los que ir. Lo más grande es que vayan a verte aficionados que te han seguido toda la vida porque eso quiere decir que nos valoran muchísimo.

P. ¿Cómo será eso de vivir el concurso en manga corta y sandalias?

R. (Risas) Muy tranquilo. Yo llevaba, con este, 42 años saliendo porque primero lo hice en comparsas. Sólo he descansado dos veces en mi vida. Este será mi tercer año de ausencia y estoy encantado. Lo vivía con estrés y con mucha responsabilidad, pero eso es lo que tiene tener éxito, que no disfrutas como antes, cuando nadie te espera. Hay muchas personas que están deseosos de escucharte mientras que otros están con la escopeta cargada. No sé qué va a pasar el año que viene pero este año voy a disfrutar del musical. Mira que hemos vivido éxitos con la chirigota, pero me está sorprendiendo todo lo que estamos viviendo con el musical. Para mí y para mi grupo es lo mejor que he hecho en mi vida. Es lo más grande. Es como encumbrar toda la chirigota y llevarla a la cúspide de la interpretación.

Etiquetas
stats