Pablo García Baena será nombrado Hijo Adoptivo de Benalmádena

Pablo García Baena en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

Los homenajes y distinciones al poeta cordobés Pablo García Baena no cesan desde que, a comienzos de este año, falleciera. Esta misma semana, Benalmádena, la localidad malagueña en la que se instaló durante años, le ha rendido un homenaje descubriendo una placa en su recuerdo, mientras el ayuntamiento del municipio prepara su nombramiento como Hijo Adoptivo de la ciudad.

"La ciudad de Benalmádena, al insigne poeta Pablo García Baena", reza la placa de azulejos que con el dibujo de la figura del poeta y uno de los poemas que el escritor dedicó en agosto de 2016 a un frondoso árbol de los que pueblan Benalmádena, Ombú, le recuerda en la avenida que lleva el nombre de otro gran poeta, Antonio Machado, en el pueblo de la Costa del Sol.

Benalmádena ha querido ligar así su nombre para siempre al de García Baena y, por acuerdo del Pleno del ayuntamiento, están próximos a concluir los procedimientos administrativos para que el poeta cordobés sea nombrado Hijo Adoptivo de la localidad malagueña.

En su memoria y en recuerdo de su obra poética, el descubrimiento de la placa de homenaje estuvo sucedido de un recital poético y musical de reconocimiento a la vida y obra de Pablo García Baena.

El poeta cordobés, fundador de la revista y el grupo Cántico y premio Príncipe de Asturias de las Letras, falleció en enero de este año. Último nexo con la Generación del 27, el autor de Rumor oculto fijó su residencia en los años 60 primero en Torremolinos y luego en Benalmádena, donde trabajó como anticuario y permaneció hasta 2004.

Etiquetas
stats