¿Qué hay detrás de las cuidadoras de los patios?

.

Mayo llega a Córdoba pisando fuerte. Es la antesala del mes en el que la ciudad es la protagonista por excelencia. Y es también en la primera quincena de mayo cuando los patios abren sus puertas al público cordobés y a los visitantes. Pero la belleza que sobresale en cada rincón de cada casa no es fruto de una semana de trabajo. Las flores, por la naturaleza misma, no crecen de la nada ni en un mínimo período de tiempo. La Fiesta de los Patios tiene un arduo trabajo que se desarrolla a lo largo de todo el año de mano de las cuidadoras.

Por ello, la artista cordobesa Pilar Monsell está llevando a cabo un proyecto expositivo, Cuidadoras de los patios: lo íntimo-público, que pondrá de relieve la dimensión material e histórica de los trabajos realizados por las mujeres cuidadoras de los patios. Hace justo un año, Monsell comenzó a investigar la figura de la mujer en el imaginario cordobés, "un aspecto muy problemático y que está íntimamente relacionado con algunos clichés", señala la artista.

En la idea principal de la artista nunca estuvo crear un proyecto expositivo sobre esta temática. Es más: el objetivo es la realización de un largometraje que ahonde sobre esta cuestión. Pero, como dice aquel verso, todo fluye y se transforma. De esta manera, y durante la fase de investigación, Monsell –de la mano de Marta Murillo, profesora de la escuela Mateo Inurria- decidieron crear un proyecto colaborativo en el que alumnos de la escuela pudieran participar en el trabajo de Monsell. Así, dos estudiantes y una exalumna de la escuela acompañan a la artista cordobesa en la realización del proyecto: Begoña Rosa, Clara Sanz y Ángeles Alcántara.

A lo largo de todo un año, Monsell se ha imbuido de toda la historia de la Fiesta de los Patios y la importancia que esta cita tiene en la ciudad y ha seleccionado a tres cuidadoras en especial. "Por avatares del azar y vínculos concretos que tenía con determinadas personas, acabé seleccionando tres patios para todo el proyecto", cuenta la artista. De esta manera, las protagonistas de ensalzar el trabajo de todas las cuidadoras de los patios serán Ana Muñoz (calle Tinte), Ana de Austria (San Basillio) y Elisa (calle Pozanco).

Durante ese tiempo, Monsell ha visitado estos tres patios, ha conversado con sus cuidadoras, las ha fotografiado y ha grabado todo aquello que pudiera reflejar el trabajo diario de estas mujeres. En este sentido, uno de los aspectos llamativos de este proyecto es que en él no cabe lo digital. Monsell ha recurrido a la fotografía analógica, aquélla que requiere un posterior trabajo en el revelado de las imágenes, fase en la que intervienen las alumnas de la escuela.

Pero recurrir a la fotografía analógica no ha sido una decisión elegida al azar. A juicio de Monsell, "el contacto con la materia es muy importante y es lo que se consigue con lo analógico. En él, todo es muy lento y eso es muy bueno para pensar, al contrario de lo que ocurre con lo digital". Pero no es la primera vez que Monsell trabaja con lo analógico. Ya lo hizo años antes, cuando lo digital aún ni existía. Pero, tal y como explica la artista, hace tres años conoció la iniciativa internacional de los laboratorios de cine independientes, "proyectos sociocolectivos donde los artistas recuperan las prácticas del cine analógico". Y, así, decidió "reengarcharse".

Y será la sala Mateo Inurria, de la escuela de Arte, el próximo 30 de noviembre a las 20h, la encargada de dar luz a este proyecto el próximo 30 de noviembre a las 20:00. En una sala rectangular se dispondrá la muestra de una serie de 30 fotografías en blanco y negro que se corresponden con las realizadas durante el registro de trabajo de las cuidadoras. En esta misma sala, será colocada una mesa expositora donde se mostrará la selección de fotografías del archivo personal de las cuidadoras.

Por otro lado, a partir del mismo 30 de noviembre, en la sala Espacio 3 de la Filmoteca se creará una instalación que contrapone las distintas miradas sobre las cuidadoras de patios. En ella se podrá ver la película en 16mm color realizada por Pilar Monsell con los retratos de las mujeres en sus patios y frente a dichas imágenes,

una selección de material de archivo de la filmoteca en B/N de la primera mitad de siglo XX.

De fondo, los visitantes podrán escuchar una pieza sonora

que recoge el ambiente de los patios.

Además en la sala Valdelomar de la Filmoteca de Córdoba, se proyectará el viernes 2 de diciembre a las 19:30, el film en proceso realizado por Pilar Monsell

junto a la película Carceleras de José Buchs (1922) , una de las primeras películas rodadas en Córdoba.

A largo plazo, Monsell baraja otros dos grandes proyectos realizados con la exposición: que la muestra sea itinerante y viaje por España y Europa, y la realización del largometraje Nisaiyat, "palabra que alude al subgénero de la literatura árabe dedicado a las hazañas realizadas por las mujeres".

Etiquetas
Publicado el
6 de noviembre de 2016 - 06:45 h