David Summers: “La ola de corrección hace que el puritanismo venza a la libertad de expresión”

Hombres G

Aunque no son aquellos jovenzuelos de los ochenta mantienen su carácter irreverente. Éste es uno de los rasgos característicos de una de las bandas más longevas del pop español, si bien sus toques son además de new wave o rock. Todo depende del tema que uno escuche de entre cuantos cuenta en su repertorio. Cada una de sus señas de identidad son las que trata de mostrar Hombres G en su última gira, la que hoy por hoy lleva al grupo a recorrer España. Un tour éste que sus cuatro componentes, con David Summers al frente como siempre, se desarrolla bajo el título de Resurrección. Y no es porque la formación madrileña regrese del más allá artístico sino por pura casualidad o quizá un juego que se traiga…

Resurrección es también el nombre del último álbum de Hombres G, que viene a ser el primero de estudio desde 2009 (Desayuno continental). En cierto modo es una vuelta a la vida del grupo aunque sólo sea a nivel de grabación. Es este disco el que significa la excusa perfecta para la banda formada por el propio David Summers, Javier Molina, Dani Mezquita y Rafa Gutiérrez para continuar sobre los escenarios. Encima de ellos acumulan los cuatro la friolera de 37 años, tras los que disfrutan con el hecho de que canciones como Devuélveme a mi chica -Sufre mamón para el común- o Venezia sean capaces de sobrevivir como himnos de una época que tampoco es que resultara fácil.

Sí es cierto que en su último álbum la banda realiza una revisión de sí misma y navega por otros estilos con un fondo más melódico. Pero la rebeldía no la pierde ninguno de sus miembros, como demuestra el propio David Summers al afirmar que “hoy en día hay mucha menos libertad que hace 30 años”. Es su visión de la etapa en que domina lo políticamente correcto, que a veces suele resultar coercitivo. Precisamente esto es lo que opina el líder de un grupo que, según asegura, nunca viviera un momento de incertidumbre por su continuidad. De ello quiere dar muestra el viernes en Córdoba por medio de un concierto en la plaza de toros de Los Califas (22:30). Lo va a hacer con Danza invisible, otra formación memorable de los ochenta, en el preámbulo (21:00).

PREGUNTA. Hombres G no regresa porque no se marchó. ¿Por qué elige Resurrección?

RESPUESTA. Es el título de una canción de nuestro último disco. Habla de la resurrección del amor, no es una resurrección tras un deceso. No es nuestro caso, ya que nunca hemos parado de trabajar y de hacer multitud de cosas.

P. Van camino de los 40 años de trayectoria, se dice pronto. ¿No les surge un poco de vértigo?

R. Quizá si miras atrás, puede que un poco. Pero el caso es que no solemos mirar atrás, siempre adelante y eso sólo provoca mayor motivación para seguir.

P. Lo cierto es que la época actual no es como los ochenta. ¿Perciben el cambio en la sociedad respecto de sus letras?

R. Sería muy triste si la sociedad no hubiera evolucionado y fuera igual en todas las décadas. Si bien es cierto que no siempre la sociedad evoluciona a mejor.

P. ¿Podría existir Devuélveme esa chica hoy en día?

R. Podría existir perfectamente. De hecho sigue siendo una canción con mucho éxito y si no se hubiera inventado, ahora como novedad sería un éxito igual o mayor que cuando la grabamos.

P. Ustedes mantienen el sello de la irreverencia, que ahora no está muy bien vista. ¿Son malos tiempos para la libertad de expresión?

R. No son los mejores… Esta ola de corrección, en todos los sentidos, ha hecho que el puritanismo esté venciendo a la libertad de expresión. Hoy en día hay mucha menos libertad que hace 30 años.

P. De vuelta a los ochenta, Hombres G nació en medio de la Movida sin pertenecer a ella. ¿Entonces había también demasiadas etiquetas, no?

R. Nosotros nacimos cuando la Movida daba sus últimos coletazos, Fuimos los enterradores. Las etiquetas han sido un invento de ciertos periodistas musicales que estaban empeñados en clasificar a los grupos. Nosotros siempre hemos querido mantenernos al margen de todas esas cosas

P. Al menos ustedes son la prueba empírica de que era posible sobrevivir sin estar dentro del régimen establecido.

R. No entiendo tu pregunta. No sé de qué régimen hablas. Nosotros de todas formas siempre hemos hecho nuestra guerra aparte de cualquier movimiento y moda si es a eso a lo que te refieres.

P. Regresemos al presente. Este año cumplen ya 37 años sobre los escenarios. ¿Cuál es el secreto?

R. Buenas canciones, armonía y mucho trabajo.

P. La vida de los grupos es difícil, por eso de que cada uno es de su padre y de su madre. ¿En todo ese tiempo no tuvieron un solo momento de decir “hasta aquí”?

R. Sinceramente, no.

P. Por cierto, Resurrección es su primer disco en nueve años. ¿A qué se debió tanta espera?

R. Es complicado hacer un disco tras once y querer superarte. Para alcanzar ese punto de satisfacción hay que rebuscar mucho. Y tener a los cuatro miembros del grupo felices con las canciones a grabar y remando en la misma dirección. Lleva su tiempo.

P. En este trabajo existe un giro musical: apuestan quizá más por lo melódico. ¿Se han vuelto más formales?

R. Formales nunca. Quizá haya esa sensación al querer buscar otros caminos después de haber grabado tantos discos. De todas formas, cuando más profundizas en la música y más sabes, cualquier giro es inevitable.

P. ¿Qué significado tiene para Hombres G su último álbum?

R. Significa mucho. Ha costado mucho parirlo. Han sido años de trabajo; meses de preparación, de grabaciones en varios estudios. Hubo momentos en los que pensábamos que no íbamos a salir del laberinto en el que nos habíamos metido y por fin, tras más de tres años, cuando vimos la luz, nos sentimos muy satisfechos y aliviados por llegar adonde más o menos queríamos llegar.

P. Hablábamos de casi una década sin lanzar disco pero no sin hacer gira. ¿Quizá son de los que apuestan por el escenario más que por el estudio?

R. No, las dos cosas son muy importantes para nosotros, pero no queremos que una interfiera en la otra. El estar tanto tiempo de gira no nos permitía concentrarnos más tiempo en el estudio y a la vez, cuando estamos en el estudio de grabación no queremos distraernos con viajes y giras,

P. Hasta donde se pueda leer, ¿qué van a encontrar quienes acudan a su concierto?

R. A cuatro tipos pasándoselo bien, disfrutando como el primer día con un repertorio lleno de grandes canciones y transmitiendo esa felicidad al resto del público.

P. Hágame una confesión, por favor. ¿Hay alguna canción suya de la que hayan terminado hartos?

R. (Ríe). Sí, alguna hay sin duda.

Etiquetas
stats