El Carnaval de Córdoba se afana en crear cantera

'El Carnaval en la escuela' | ÁLVARO CARMONA
Un millar de alumnos de diez colegios de la ciudad disfrutan en el Gran Teatro de una jornada en la que muestran todo lo aprendido durante meses en torno a la fiesta

Por y para la cantera. Así nació hace dos años la iniciativa Carnaval en la Escuela de la mano de la Asociación de Autores y Directores del Carnaval de Córdoba y coordinada por el área municipal de Educación. “La cantera es importantísima. Si no la tenemos, tampoco tendremos futuro. Y sin él, estamos muertos”, explica el presidente de la Asociación Carnavalesca de Córdoba, Antonio Navajas.

Carnaval en la Escuela lleva el lenguaje carnavalero y la música del tres por cuatro a las aulas con el objetivo de crear afición, pero también cantera. Y una prueba de su éxito es que algunas de las agrupaciones infantiles que este año han actuado en el Concurso son fruto de la participación de los respectivos colegios en la primera edición de Carnaval en la Escuela.

Lo que finaliza en las tablas del Gran Teatro, con las actuaciones de los colegios, es la punta del iceberg de un trabajo que comienza en septiembre. Nada más arrancar el curso escolar, un millar de niños de 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria de diez colegios diferentes se sumergen en el mundo de las coplas. Y su actuación en el teatro es resultado de lo que han aprendido.

La asignatura de Plástica se transformó en taller de disfraces y la de Música en Carnaval. De esta manera, y durante cinco horas, varios monitores les han explicado las diferencias entre las cuatro modalidades existentes (chirigota, comparsa, coro y cuarteto) y las partes que conforman el decorado de una agrupación: desde el forillo hasta el atrezzo.

Y aunque parezca que son los niños los que más se divierten, basta con hablar con algunos de los monitores que han acompañado a los alumnos durante estos meses para entender que el jolgorio es generalizado. Rocío, que repite experiencia por segundo año, cuenta que “vivir esto es muy gratificante porque las agrupaciones infantiles se están perdiendo”. Reconoce que “a muy pocos niños les da vergüenza subirse sobre el escenario y, lo más importante, preguntan muchísimo y quieren aprenderlo todo”.

Y de veteranos, a noveles. Aunque no en esto del Carnaval. Es el caso de Julio Orcas Rubio, Julito, autor de letra y música de comparsas como ‘El comedor’ o 'Las diosas de la alegría', y de chirigotas como ‘Los Rodríguez’, todas ellas participantes en la última edición del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Córdoba.

Para Julito, la experiencia ha sido “muy gratificante”, sobre todo por “la facilidad y la ilusión con la que los alumnos hacen todo”. El carnavalero también se suma a la petición de “promover esta fiesta entre los niños” porque, aunque reconoce que hay afición, “el Carnaval hay que promoverlo entre ellos, porque son el futuro de esta fiesta”.

Quién sabe si Carnaval en la Escuela se convertirá en la iniciativa que empuje a que la fiesta se cuele finalmente en las aulas. “Cuando yo estudiaba no tuve la posibilidad de vivir así el Carnaval. Y lo que queremos es meternos en los colegios. Que desde Educación vean que es un proyecto bonito y que los padres disfruten al ver a sus hijos en el Gran Teatro”.

Julito ha sido el monitor de los alumnos del colegio Hernán Ruiz, quienes han interpretado varios pasodobles y cuplés de las chirigotas ‘Las hienas pardas’ (2003) y ‘Los calentitos del Sudán’ (2005), agrupaciones de David Amaya Agüito.

Además de monitores, padres y alumnos, Julito explica que los profesores son una parte fundamental del proyecto y destaca su implicación. “Ellos mismos nos cuentan que los niños hablan mucho y se distraen con facilidad y que es muy difícil. Pero el Carnaval y su música son muy amenos y consiguen tener entretenidos a 25 niños durante 45 minutos”, cuenta Julito.

Al acto, presentado y dirigido por el reportero gráfico, Rafael Alonso Butelo, han asistido la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, el Delegado de Deportes, Educación, Infancia y Juventud, Antonio Rojas, y el vicepresidente de la Asociación de Autores y Directores del Carnaval de Córdoba, Marcos Monje. En palabras de la alcaldesa, esta iniciativa sirve para que los niños “se acostumbren a las tablas” y para que a la “afición la acompañen el talento y la sensibilidad para seguir haciendo grande el Carnaval”. Por ello, Ambrosio argumenta que, “para disfrutarla y que te apasione, tienes que vivirla desde dentro, y eso es lo que tratamos con esta actividad”.

Etiquetas
stats