Carla Nyman: "Lo que me interesa es ver al cuerpo de la mujer deseando"

Carla Nyman

La poeta y dramaturga Carla Nyman (Palma de Mallorca, 1996) viene a decir que uno es lo que le obsesiona. Está en Córdoba, es su primera vez en el Festival Internacional de Poesía Cosmopoética, y se percibe en ella tanto nerviosismo como ansia por subirse al atril. Ella, que ha viajado otras veces para asistir al festival, debuta este año como autora en Cosmoversos, junto a Eduardo Chivite.

Viene con un poemario debajo del brazo, titulado Movernos en la sed, y que ganó el VI Premio Valparaíso de Poesía. Un libro que, como buena parte de su obra, fija el foco en el deseo femenino, una temática que también ha llevado a las tablas con el monólogo Yo sólo vine a ver el jardín; a la novela (Blue Blue, de próxima publicación) y que está en la base del colectivo Amor y Rabia, con el que lucha por derribar el tabú de la sexualidad de las mujeres.

De entrada, Nyman confiesa que no hay intencionalidad política en este planteamiento, y se aleja de los debates en torno a la Ley Trans, un colectivo al que traslada su apoyo. La escritora, aclara que esta temática es una de sus obsesiones y que le interesa especialmente cambiar el prisma desde el que se asume la idea de deseo femenino.

La poesía genera muchos interrogantes y si pudiera resolverlos, creo que no escribiría

"La mujer tradicionalmente siempre ha sido más objeto de deseo masculino. Y a mí, lo que me interesa es ver al cuerpo de la mujer deseando", explica la escritora, que formó parte de la decimoséptima promoción de jóvenes creadores de la Fundación Antonio Gala.

Esta temática, junto a otras como la soledad y el vacío existencial, se agudizaron y cobraron fuerza en su universo poético y creativo a partir de la pandemia, un tiempo que, según ha indicado, le dio "la oportunidad de poder poner el ojo en esas zonas que a lo mejor se quedaban flotando y en las que no priorizamos".

"La pandemia es una irrealidad muy real que nos hace ver que esos temas que son ficciones, no son en verdad tan ficciones", reflexiona la poeta y dramaturga, que afirma que "hay un trasvase muy importante en mi teatro desde la poesía".

No obstante, reconoce que, aunque no cree mucho en los géneros literarios, "la poesía es el sustrato que me gusta manejar en literatura y el arte en general". ¿Por qué?, se le cuestiona: "La poesía genera muchos interrogantes y si pudiera resolverlos, creo que no escribiría", responde Nyman.

Y, si las preguntas y sus obsesiones son el motor de su poesía, ¿qué supone Cosmopoética para esta autora? "Cosmopoética sirve de escaparate y trampolín para democratizar la poesía. Se la saca del altar en el que la tenemos, y ayuda a que la poesía sea de todos y más cercana", afirma la joven creadora.

La poesía es el sustrato que me gusta manejar en literatura y el arte en general

Etiquetas
Publicado el
15 de noviembre de 2021 - 13:04 h
stats