Fachada del C3A.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha defendido este miércoles la instalación en el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A) de parte de la exposición Córdoba y Mediterráneo Cristiano. Entre Constantino y Justiniano, prevista para otoño de 2022, pero cuyo emplazamiento en este centro ha desatado las reacciones y críticas del sector del arte contemporáneo andaluz.

A preguntas de los periodistas, Bellido ha resaltado que "la cesión de esta sala es una necesidad y no un capricho". Según el regidor, además del C3A, "Córdoba no cuenta con una sala de gran formato que cumpla con los estándares de calidad para la cesión de obras de grandes museos". Una afirmación sorprendente, dado que la Sala Vimcorsa, de titularidad municipal, ha mostrado en el pasado obras de la International Center of Photography (ICP), de Nueva York, la galería de los Uffizi, de Florencia, o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), de Madrid, entre otros.

Más allá de esta afirmación, que llega una semana después de anunciar la exposición, el alcalde ha aclarado que la muestra no va a ocupar todo el C3A, sino una parte del mismo. Además, ha indicado que este dilema refuerza, a su juicio, la decisión tomada por el Ayuntamiento de abrir una nueva sala de exposiciones y de arte contemporáneo en la primera planta de Caballerizas Reales.

Sobre este último espacio, ha recalcado que, hasta que el Presupuesto no entre en Vigor no se podrá iniciar formalmente la expropiación del edificio, si bien los usos que tendrá seguirán siendo el del Centro Internacional del Caballo y el de una sala de arte contemporáneo.

A su juicio, Córdoba necesita una sala como ésta "para no tener que recurrir en un futuro a otras administraciones para organizar este tipo de eventos".

Etiquetas
Publicado el
21 de abril de 2021 - 14:02 h
stats