Ahora juegan los adultos

Usuarios de juegos de mesa en la tienda Estalia | MADERO CUBERO

Es viernes por la tarde y un grupo de amigos debate qué plan tienen para el resto del día. Rápidamente descartan la idea del cine por motivos económicos. Tampoco les convence el salir a tomar una copa, puesto que el tiempo no invita en estas fechas. Finalmente, se decantan por pasar el día jugando al Catán en su tienda de confianza. Asequible, resguardado y entretenido. Las reuniones en torno a una partida de juegos de mesa, así como los locales que ofrecen la posibilidad de llevarlas a cabo gratuitamente, son cada vez más comunes en España. El boom de estos métodos de ocio es una realidad tangible que cada día consigue atraer a más y más aficionados.

"El mercado de los juegos de mesa está actualmente en su momento más álgido, y sigue en expansión", afirma Fernando Portal, propietario de Estalia, la tienda más antigua de Córdoba especialidad en estos juegos. Sus más de quince años de experiencia en el sector le han servido para conocer de primera mano una evolución constante, y que no parece vislumbrar un límite cercano. De hecho, entre enero y septiembre de 2016, la venta de juegos de mesa en España creció un 20%, según la empresa de estudios de mercado NPD Group.

Un auge que en gran medida ha estado motivado por la afición de los adultos. "El público principal es de 35 años para arriba, y sobre todo hombres. Yo creo que la razón principal es que los jugadores han ido madurando, y además, también ha afectado mucho la crisis. Es más barato gastarse cuarenta euros en un juego, y dedicarle muchas horas, que gastarse lo mismo solo en una noche", explican desde Estalia.

Por su parte, Isaac Barranco, propietario de Distrito Cómics, en la localidad de Montilla, afirma que "de aquí a cinco o seis años atrás, yo estoy viendo que poco a poco hay cada vez más gente que se dedica a los juegos de mesa, así como los aficionados que también son cada vez más. Esta tienda tiene dos años y medio, y desde ese momento ha habido un crecimiento te puedo decir del 120% de aficionados en Montilla".

Todos hemos jugado alguna vez al Trivial, al Monopoly o al Parchís. Las generaciones de los ochenta y los noventa fueron de las primeras en expandir y comercializar de forma masiva este mercado en España. Ahora, esos jóvenes han crecido, siguen siendo aficionados y han empezado a inculcar a los más pequeños. Sin duda, ese es uno de los grandes motivos del crecimiento del sector. Además, el trabajo por volver a la época dorada de la ciencia ficción, la cual enganchó a centenares de personas en aquellos años, también está ayudando mucho. "El caso de Star Wars, que ahora vuelve a resurgir en el cine, o Harry Potter, que también ha confirmado que va a seguir con la saga. Es apostar por lo que sabes que va a funcionar. Incluso Juegos de Tronos, que no deja de ser un culebrón con un ambiente de fantasía, también ha pegado muy fuerte. La gente que ve este mundo como raro, pues un día los prueba, les gusta y se aficiona", remarca Fernando.

Todos ellos han encontrado un nicho en los tableros. Un sector que ha dado el salto desde el lado oscuro del ocio hasta afianzarse como fenómeno de masas. "Sin duda, los juegos de mesa están muchísimo mejor que hace varios años. Antes era todo más cerrado, más friki por así decirlo, pero es que ahora juega todo el mundo", argumenta José Mª Fernández, propietario de Tolaria, otro de los locales de referencia en la ciudad.

Los adultos en general, y los padres en concreto, han tomado el mando. Los clásicos como el Uno, el Cubo de Rubik o el Monopoly, los cuales ocupan los primeros puestos de juegos más vendidos en España según NPD Group, han resurgido gracias a la pasión de aquellos que eran niños hace más de treinta años. Y lo transmiten a generaciones futuras. "Los niños que jugaban antes ahora han crecido y enseñan a sus niños. Es todo mucho más familiar", explica José Mª Fernández, mientras que Fernando puntualiza que "hay juegos muy famosos que se han recuperado. El Jungle Speed es algo parecido al juego del mechero que jugábamos con la baraja española, y a Los hombres lobo de Castronegro le pasa lo mismo, pues es el tradicional policía y ladrones que jugábamos de pequeños".

Sin duda, buena parte de la gran revolución llegó cuando en la serie The Big Bang Theory  aparecieron jugando al Catán, o cuando en The Wall Street Journal afirmaron que todo Silicon Valley llevaba a sus hijos a escuelas analógicas y por las noches no jugaban a videojuegos, sino al Catán o al Carcassonne. Y se hizo viral, pues prácticamente todo lo que en los ochenta era friki, hoy es mainstream. De hecho, el propio Wil Wheaton, uno de los protagonistas de la serie Star Trek: The Next Generation y esporádico en la mencionaba anteriormente, ha creado un programa en YouTube en el que se enfrenta con famosos a juegos de mesa.

Los colonos de Catán, o Catán a secas, es el líder entre los existentes a día de hoy. Todos coinciden en que es el más consumido, y con el que cualquier aficionado debería iniciarse. Un juego creado en 1995 por el alemán Klaus Teuber, que ha vendido más de 22 millones de copias y se ha traducido a una treintena de idiomas. "El Catán es el padre de todos los juegos", remarca Isaac, en cuya tienda se han iniciado multitud de montillanos en los años de vida de la misma.

Uno de ellos es Francisco Campos, de 25 años, el cual regenta habitualmente el local en busca de nuevos descubrimientos. "Los juegos de mesa están en pleno siglo de oro. Prácticamente sale uno nuevo cada semana, y cada día hay más jugadores", cuenta. Él es el ejemplo puro de alguien que se ha ido adentrando en este mundo a medida que el boom ha ido creciendo. "El público principal que lo ha propiciado creo que han sido aquellas personas que estaban un poco cansadas de la plataforma digital, y querían probar una sensación diferente en cuanto a jugar se refiere", apostilla Campos.

Respecto a este estado de hastío, los datos son reveladores. "Cada año se incrementan un 40% las ventas con respecto al anterior. Hemos pasado de vender 20.000 Catanes hace tres años a 70.000 en 2016", cuenta en Verne Joaquim Dorca, director de Devir, una de las editoras y distribuidoras más importantes de juegos de mesa. En un mundo ultratecnológico, los tableros han plantado cara a los nuevos dispositivos. "Hay muchas editoriales de juegos que están intentando crear una sinergia con estas plataformas, ya sea digitalizando los juegos de mesa o creando aplicaciones que agilicen el uso o preparación del juego", explica Francisco Campos.

Su interés es tal que pertenece a la junta directiva de la Asociación Cultural Frontera Hobby, en Aguilar de la Frontera. "En Córdoba, a nivel provincial, la demanda es alta, y cada vez encontramos en los pueblos y la capital tiendas especializadas en juegos de mesa", sentencia. Por su parte, Antonio Jesús Jurado, presidente de la asociación, cuenta que "todo nuestro trabajo está enfocado a fomentar los juegos y las ventajas que estos generan".

"El sur de Córdoba es un foco importante. Nosotros empezamos con siete socios, y a día de hoy ya somos 66, de los cuales la mitad hace un año no conocía casi nada de este mundo", ratifica Antonio. En Córdoba se organizó, el pasado mes de octubre, el XI Festival Internacional de Juegos, y las diversas jornadas que organiza la Diputación han ayudado a un crecimiento imparable.

Un mundo de posibilidades infinitas en un entorno de cooperatividad absoluta. La imaginación, potenciada por un tablero y diversas piezas, es el musculo principal en este terreno. Un campo que dominan los adultos que se hicieron seguidores siendo solo unos niños. "Por suerte parece que no es una moda, y cada vez más gente entra a este apasionado mundo de los juegos de mesa", apostillan desde Frontera Hobby.

Etiquetas
stats