Vuelve la lluvia durante el puente de Los Santos

Un grupo de turistas se protege de la lluvia | TONI BLANCO

Octubre se despide como uno de los meses más secos desde que existen registros, pero al menos el puente de Todos los Santos quiere marcar un inicio húmedo para uno de los meses estadísticamente más lluviosos del año. Lo va a hacer con un cambio de patrón atmosférico en el Atlántico Norte que va a empezar a arrastrar borrascas hasta el cuadrante noroccidental de la Península Ibérica, marcando una nueva tendencia lluviosa y fría que bien podría terminar prolongándose en el tiempo.

Oleada de frentes

Aunque la jornada del viernes aún vaya a resultar calurosa en buena parte de la mitad sur peninsular, el primer día de noviembre va a suponer el inicio del cambio de tendencia en la meteorología peninsular. El role del viento a noroeste, gracias a la influencia de una borrasca centrada sobre las Islas Británicas, va a permitir la llegada hasta la Península Ibérica de aire frío y húmedo desde el Atlántico Norte. Dicha entrada va a ser la primera de una prolongada serie de vaguadas y borrascas que van a ir embistiendo contra la mitad norte y de la que se va a beneficiar buena parte del territorio.

Así, el fin de semana va estar marcado por el aumento de la inestabilidad, que irá dejando lluvias de diversa consideración a lo largo de todo el fin de semana, y por el descenso generalizado de las temperaturas que se dará especialmente a partir de la tarde del sábado. Inestabilidad y descenso que tendrá continuidad durante la próxima semana y que incluso podría derivar en el primer episodio de nevadas en cotas medias del interior peninsular ya en el próximo fin de semana.

Un puente de los Santos gris y lluvioso

Para la provincia de Córdoba cabe esperar la misma tendencia que en el resto del país. La jornada del viernes vendrá marcada por los chubascos que se den desde el mediodía en áreas cercanas de la sierra, y que podrían acabar afectando al resto de la provincia durante la tarde. Tarde de viernes que mantendrá aún la sensación calurosa de días atrás, con máximas que aún seguirán superando los 25 grados en numerosos puntos de la provincia.

Ya durante el sábado la presencia de lluvias, siempre de carácter débil, se hará más persistente y generalizada. Lluvias que desde la madrugada se harán presentes en toda la provincia y que acompañarán durante buena parte del día ya con carácter algo más aislado. Sábado en el que sí notaremos un descenso apreciable de las temperaturas con la llegada hasta el interior peninsular de aire más fresco, que dejarán las máximas en el entorno de los 23 o 24 °C. Las mínimas, con la presencia de nubosidad, mantendrán aún anormalmente altas, siendo difícil que terminen bajando de los 15 grados.

El domingo será una jornada de transición, donde la madrugada aún registrará alguna lluvia débil y aislada en la provincia, pero que ya durante el día verá una notable mejoría. Día más estable, con la presencia sólo de algo de nubosidad que irá desapareciendo con el paso de las horas hasta las nuevas lluvias que se esperan ya para la jornada del lunes.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats