La vicepresidenta anuncia que España acogerá a quince migrantes del Open Arms

Atención de Cruz Roja a inmigrantes.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha anunciado este jueves que España acogerá a quince de los migrantes rescatados por el Open Arms, si se mantiene el reparto inicial.

En declaraciones a los periodistas en Córdoba, tras visitar en Montilla el Proyecto Ödos, un centro de acogida humanitaria para mujeres africanas y sus hijos, la vicepresidenta ha confiado en que el reparto pactado, en el que están España, Alemania, Francia, Luxemburgo y Rumania, "se va a mantener", si bien ha reconocido que no sabe "si algún país puede incorporarse en el último momento".

"En un principio nuestra cuota era de 15 migrantes y eso es lo que traeremos para nuestro país", ha señalado Carmen Calvo, que ha destacado la "respuesta humanitaria que inició el presidente del Gobierno" cuando envió el buque que partió desde Rota.

Un buque, el Audaz, que mantiene su rumbo hacia Lampedusa, y que será el que traiga a España a estos quince migrantes, según la dirigente del Gobierno, que ha recordado que la intervención de la justicia italiana se produjo cuando el barco iba "en camino".

Entiende por tanto la vicepresidenta que "el resultado más útil y eficiente es que el Audaz termine su ruta y traiga al cupo que nos corresponda y complete la misión que el presidente había trazado de que España fuera el país que diera asistencia humanitaria" al Open Arms.

En este sentido, añade que "seguramente hubiera sido más complicado optar por otra decisión", y a"sí lo ha decidido el ministerio de Defensa", al entender que "era mucho más seguro hacer el traslado por mar que por aire".

"Es mucho más seguro y mucho más fácil para nuestras fuerzas armadas", ha insistido la vicepresidenta, que recuerda que España es un país que afronta mucha presión migratoria en el estrecho y que por tanto tiene recursos para acoger a estas personas, y que, sobre todo, España tiene "una sociedad solidaria".

Prueba de ello, ha continuado Calvo, es los ayuntamientos y comunidades autónomas que se han mostrado como voluntarios para ayudar a estas personas, lo que hace que "no se descarte que cualquier ciudad los pueda acoger".

Espera que en la próxima legislatura se apruebe una Ley de Trata

Sobre su visita a Montilla, la vicepresidenta ha confiado en que en la próxima legislatura, "cuanto antes mejor", se apruebe una ley de trata que "empiece a afrontar situaciones tan absolutamente inhumanas como las que representan que las mujeres y los menores sean secuestrados, vendidos y traficados para estos fines tan completamente inasumibles en materia de derechos humanos".

La también ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad en funciones ha manifestado que "España es un país que tiene un gran problema con el asunto de la trata de mujeres y de menores con fines de explotación sexual".

En relación con las mujeres que ha visitado, ha apuntado que "algunas de ellas han sido objeto de trata y están en España, un país que tiene una gran respuesta humanitaria y solidaria siempre con quienes padecen circunstancias tan indignas y tan tenebrosas como las de estas mujeres, que están con sus hijos aprendiendo a tener una vida respetable, normalizada y con ayudas para poder salir adelante".

Según ha indicado Calvo, "el año pasado en las costas españolas se pudo atender a casi 1.300 mujeres, de las que muchas de ellas habían sido traficadas y secuestradas con fines de explotación sexual y muchas de ellas llegaban con niños muy pequeños o dando a luz, en algún caso, incluso en una patera", así como "casi 300 niños menores acompañados de estas madres que vienen en circunstancias tan terribles".

En este sentido, ha valorado que en Córdoba, en el término municipal de Montilla, "se cuente con esta experiencia que nace de la iniciativa privada, pero con la colaboración de las administraciones públicas", todo ello con "una fórmula muy buena por los resultados que produce y para poder ser copiada e imitada en otros lugares del país".

Cabe destacar que el centro visitado por Calvo es una iniciativa, denominada Proyecto Ödos, que impulsa y coordina la Fundación EMET Arco Iris, en colaboración con una docena de organizaciones. El objetivo final es conseguir la reintegración de los derechos de las acogidas mediante la atención sanitaria, psicológica, educativa, social y jurídica.

En la visita ha estado acompañada por el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández; la subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela; el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

Etiquetas
stats