Verano a toda máquina: las máximas alcanzarán los 43 grados en el valle del Guadalquivir

Un hombre refrescándose en el patio de los Naranjos | TONI BLANCO

El que iba camino de ser el primer gran episodio por calor extremo en el sur peninsular del año 2020, quedará finalmente un tanto descafeinado. El fin de semana, que debería haber coqueteado con los 43 grados, a duras penas llegó a dejar registros superiores a los 41 °C en puntos muy localizados del valle del Guadalquivir. En la primera mitad de la semana el calor se va a intensificar, para esta vez sí, alcanzar y superar la barrera de los 43, aunque las máximas quedarán relativamente lejos de los registros históricos de años recientes.

El embolsamiento de aire al oeste de la Península Ibérica, va a favorecer el fortalecimiento de la dorsal anticiclónica durante las jornadas del lunes y el martes. Algo que se traducirá en un incremento del aire cálido en altura, y que en áreas bajas y de valles del sur peninsular disparará el termómetro hasta los 43 o 44 grados durante la tarde del martes 7 de julio. El paso de dicho embolsamiento por el centro peninsular será el protagonista del cambio en el tiempo, con carácter transitorio, que experimentaremos desde la mañana del miércoles. Esta entrada podrá aportar algo de inestabilidad atmosférica, pudiendo generarse tormentas en el interior peninsular hasta la tarde del jueves, aunque el cambio más notable vendrá con una caída de las temperaturas de entre 3 y 4 grados, para volver a recuperar terreno de cara al próximo fin de semana.

Córdoba afrontará así una primera mitad de semana de mucho calor, con máximas por encima de los 40 grados, siendo probable que se alcancen los 43, o incluso los 44 grados, entras las jornadas del lunes y el martes. Todo el valle del Guadalquivir continuará hasta entonces bajo aviso naranja por altas temperaturas, que en el resto de la provincia será de nivel amarillo, salvo la tarde del martes en la Subbética, que también se elevará hasta el naranja por máximas de más de 40 grados.

Calor sofocante que continuará durante la tarde del miércoles 8 de julio, aunque notaremos ya un ligero descenso de entre 1 y 2 grados gracias a la llegada del embolsamiento en altura, que barrerá parcialmente el calor acumulado durante los días previos. En dicha jornada es probable que puedan registrarse chubascos de escasa consideración por el aumento de la inestabilidad en altura, más probables en la mitad norte de la provincia.

Será durante la tarde del jueves cuando experimentemos el mayor cambio de la semana, tan brusco como breve, cuando las temperaturas máximas puedan caer del orden de 3 a 4 grados respecto a las que se registren la jornada previa. Breve respiro que llevará el termómetro de nuevo hasta el rango de los 37 a 38 °C, para volver al terreno de los 40 grados a partir del próximo fin de semana.

Atención también a las temperaturas mínimas, que no bajarán de los 20 grados en la mayor parte de la provincia hasta la mañana del próximo viernes, que harán especialmente sofocantes las noches junto al calor diurno acumulado. El verano va a pisar el acelerador por primera vez en todo el 2020, y no hay visos de que vaya a levantar el pie salvo para coger impulso.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats