La Universidad arranca el curso ahogada por impagos y deudas

FOTO: MADERO CUBERO
La UCO recibe a los estudiantes en el paraninfo del campus de Rabanales con los problemas de tesorería pendientes

Sin saber aún si se podrán pagar en tiempo y forma las nóminas del próximo mes, la Universidad de Córdoba (UCO) acaba de iniciar un curso ahogada por los impagos de la Junta y las deudas con los proveedores. El paraninfo del campus universitario de Rabanales ha acogido, como cada año, la multitudinaria recepción a los alumnos. Pero este año ha sido distinto: sonrisas y bromas entre el alumnado, gesto serio y de preocupación entre los profesores y el personal universitario. “Aún no sé si voy a cobrar este mes”, se encogía de hombros uno de los trabajadores.

El viernes pasado el rector de la Universidad de Córdoba, José Manuel Roldán Nogueras, asistió a una reunión clave con la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta. Junto al resto de rectores andaluces, sobre la mesa un punto: la necesidad urgente de liquidez de las universidades de la región para poder sobrevivir este curso académico. La Junta le debe a las universidades 150 millones de euros. Estas, a su vez, deben otros 50 millones de euros a sus proveedores.

Los retrasos en los pagos han provocado una situación de “tesorería insostenible, que se traduce en impago a proveedores, problemas en los abonos de becas Erasmus, investigación, infraestructuras y equipamientos y en otros aspectos esenciales para nuestro funcionamiento, poniendo en riesgo la eficacia de cualquier estrategia de ahorro y austeridad que se implemente”, aseguró el rector.

En mayo, la UCO ya tomó medidas. Su Consejo de Gobierno aprobó una reducción presupuestaria de 220.000 euros anuales en altos cargos. Aparte, se reevaluó el gasto corriente, que también se intentó reducir. Por ejemplo, por primera vez muchas de las dependencias universitarias han cerrado completamente durante buena parte del mes de agosto. Además, han salido 40 profesores interinos y se ha dejado de contar con otros cinco docentes a tiempo parcial.

Los alumnos y los profesores han regresado hoy a las aulas. Pero este no está siendo un año cualquiera. Las dificultades económicas (los alumnos también los han notado en sus bolsillos con un incremento de las tasas por matrícula) ya están provocando una especie de situación de interinidad entre el personal docente. Esta semana, los responsables de tesorería de las universidades andaluzas se reúnen, una vez más, con la Consejería de Economía para concretar medidas urgentes y prioritarias para poder sobrevivir. “Confiamos en que el compromiso expresado por el presidente [de la Junta de Andalucía, José Antonio] Griñán en materia de educación pública se materialice en breve”, reclaman los rectores.

Etiquetas
stats