Tres trabajadores sociales salen escoltados del centro cívico La Foggara

.
Fueron increpados por familias a las que habían cortado el agua por falta de pago | CTA denuncia que el Ayuntamiento no da solución a la inseguridad que sufren los empleados municipales

Tres trabajadores sociales tuvieron que salir ayer escoltados del centro cívico La Foggara, ubicado en Palmeras, después de que otras tantas familias les increpasen tras serles cortado el suministro de agua por parte de la empresa municipal Emacsa, al parecer por falta de pago, confirmaron las fuentes consultadas por este medio.

Las mismas fuentes señalaron que los hechos ocurrieron en la mañana de ayer cuando familias de la zona de Moreras se desplazaron hasta el centro cívico e informasen de que les habían cortado el suministro de agua y reclamasen las ayudas sociales que concede el Ayuntamiento para este tipo de situaciones. Al parecer, y siempre según las fuentes consultadas, los trabajadores sociales les indicaron que no podían tramitar las ayudas con tanta premura como se les reclamaba, momento en el que comenzaron los insultos y el inicio de una situación de tensión que acabó con la llamada de los empleados municipales a la Policía Local.

Las fuentes consultadas señalaron que ante la situación de tensión que se estaba viviendo, con insultos y amenazas, los agentes optaron por escoltar a los trabajadores sociales hasta las dependencias de Servicios Sociales en el estadio Nuevo Arcángel para evitar males mayores.

Acerca de esta situación, el responsable del sindicato CTA, Francisco Moro, lamentó los hechos y señaló que no es la primera vez que se produce un incidente de estas características. “El gobierno local, más allá de la actuación de la Policía Local o de la escolta una vez que se producen los hechos, no aporta ningún tipo de solución a estos problemas y deja en situación de desamparo a sus propios empleados”, señaló Moro.

Etiquetas
stats