Tres detenidos por dar palizas a la gente

.
El pasado 16 de octubre los agentes de la Policía Nacional arrestaron a un hombre acusado de agredir a otro en Virgen de la Milagrosa y dos días después detuvieron a otros dos por otro delito de lesiones en la calle Alderetes

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres hombres, de 40, 29 y 23 años respectivamente, tras ocasionar a sus respectivas víctimas lesiones de considerable importancia, según ha informado el Cuerpo Nacional a través de una nota de prensa.

La primera detención se practicó sobre las doce y media de la mañana del pasado día 16 de octubre, cuando agentes que se encontraban realizando labores de prevención de la delincuencia en la calle Virgen de la Milagrosa fueron requeridos por un ciudadano, manifestándoles éste que el día anterior había sido víctima de una agresión por parte de un individuo, y que como consecuencia de tal agresión tuvo que ser atendido de urgencia en un centro hospitalario. Según la Policía, se daba la particularidad de que se acababa de encontrar con el presunto autor de los hechos en las inmediaciones, en concreto en la calle Ciudad de Manchester, aportando incluso copia de la denuncia interpuesta con motivo de la agresión.

Ante lo manifestado por esta persona los agentes procedieron a localizar al presunto agresor, el cual al percatarse de la presencia policial emprendió la huida a pie, siendo finalmente interceptado y detenido a escasos metros. Al arrestado se le incautó un martillo que la víctima reconoció como el objeto con el que el día anterior lo había agredido.

La segunda actuación policial tuvo lugar a las dos de la madrugada del día 18, tras recibirse una llamada en la Sala Operativa del 091 en la que se alertaba de que en la calle Alderetes varias personas estaban agrediendo a un individuo.

Inmediatamente un indicativo policial fue comisionado a la mencionada calle, siendo requeridos sus integrantes un varón que presentaba un corte en la ceja derecha, del que brotaba abundante sangre, teniendo igualmente el rostro y el labio inferior inflamado. El agredido le ratificó que momentos antes había sido agredido, sin causa aparente, por dos desconocidos de los que pudo aportar sus características físicas.

Por todo ello, los agentes solicitaron a través del 091 la personación de servicios sanitarios en el lugar para la sanación de las heridas producidas a la víctima, a la vez que difundían entre el resto de los indicativos policiales en servicio las características de los presuntos agresores, estableciéndose un dispositivo de búsqueda en torno a éstos, gracias al cual fueron finalmente localizados y detenidos.

Etiquetas
stats