Tres años y 242.000 euros por amenazar en foros fascistas

Pintada de corte fascista en una calle de Córdoba | MADERO CUBERO
La víctima es un exagente de jugadores de la Real Federación Española de Fútbol

El Juzgado de lo Penal 1 de Córdoba ha condenado a M. M. a tres años de cárcel por el trato vejatorio y las amenazas vertidas en distintos foros de Internet -algunos de extrema derecha- contra M. P., su pareja y la hermana de éste. Según reza la sentencia, la víctima se trata de un exagente de jugadores de la Federación Española de Fútbol. Debido “al deterioro público de su imagen como consecuencia de las acciones llevadas a cabo por el acusado”, prácticamente dejó de trabajar y terminó requiriendo ayuda benéfica municipal. Por ello, teniendo en cuenta los ingresos que no ha percibido, el titular le impone al acusado una multa de 200.000 euros. Otros 30.000 deberá abonarlos a la pareja de la víctima y 12.000 a la hermana.

Los hechos que han sido enjuiciados se produjeron entre el 30 de noviembre de 2008 y el 11 de febrero de 2010. Durante ese tiempo, M. M. sometió a M. P. a un acoso implacable a través de los foros sociales de Internet y de correos electrónicos. “Valiéndose de las páginas webs, entre otras europans.org, nordpress.com, putalocura.com y youtube.com, ha venido difundiendo imágenes manipuladas de M. P., mediante fotomontajes de contenido sexual, nazista y similares (...), cuyo objetivo era claramente difamatorio, atentando a la dignidad, el honor y la integridad moral de [la víctima], provocando el descrédito público del mismo”, destaca la sentencia.

Entre las perlas cultivadas que vertió durante años el condenado, el documento judicial recoge varias. “A mí nadie se me escapa, Manolito, aunque tarde 6 largos años en cazarlo”. O “tú lo que eres es un payaso infrahumano al cual me gustaría conocerlo en persona y pagaría por él. Pagaría para que me dejaran a solas contigo cinco minutos, sin armas y sin testigos, solo tú y yo. Entonces ibas a conocer el miedo, el dolor y la sumisión, viejo podrido y acabado, que me he meado en tu puta cara de panoli con bigotito delante de todo el mundo. Y el día que no tenga nada que perder, sencillamente me apetezca liarla gorda, ya se dónde tengo que acudir y por quién preguntar”.

La mayoría de las imágenes que describe el condenado son de una violencia extrema contra la víctima y su entorno. Y en un volumen que sorprende al propio magistrado, que señala en la sentencia que no va a seguir reproduciendo mensajes “dada la numerosísima documental que en tal sentido” aparece en el sumario del caso. Todo ese cúmulo de salvajes misivas ha servido como prueba para terminar condenando a M. M. “Tenemos suficiente prueba documental como para tener por desvirtuada la presunción de inocencia del acusado”, reconoce el juez.

Según reconoció el propio acusado en la sala, todo comenzó después de ser expulsado de un foro nazi en el que participaba con su futura víctima, M. P. El agresor pensó que éste estaba detrás de la expulsión. Entonces, recoge la sentencia, “comienza a realizar de forma torticera comentarios insultantes, amenazantes, desde su cuenta de correo”.

La sentencia recoge que parte de la campaña difamatoria del condenado se basó en artículos de prensa que encontró en Internet. Como uno referido a un supuesto complot de extrema derecha para desestabilizar el país, publicado en 1989 por un periódico de tirada nacional. En el mismo, alguien con los mismos nombres y apellidos de la víctima, exdirigente de Fuerza Nueva y vinculado al grupo ultra CEDADE, es detenido por estos hechos, además de por poseer estupefacientes.

Etiquetas
stats