Tremón quiere resucitar el Tívoli si se hace con las propiedades de Rafael Gómez

Atracción en la que se ha producido el accidente.

Desde hace una década no se sabe si la inmensa bolsa de propiedades que Rafael Gómez, alias Sandokán, le vendió al grupo Tremón es del empresario de Cañero o de la empresa madrileña. Desde hace una década, el grupo Tremón viene anunciando grandes inversiones en suelo que supuestamente le vendió Gómez, pero que sigue sin ser suyo. Al menos sobre el papel. En Córdoba, Tremón anunció un megaproyecto urbanístico con centro comercial en 37 hectáreas junto al Guadalquivir y la autovía en Córdoba, enfrente del actual recinto ferial. Ahora, el grupo madrileño vuelve a la carga con más suelos propiedad de Gómez, pero en Benalmádena con una intención: resucitar el viejo Tívoli.

El diario Sur de Málaga informó en su edición de este sábado de los nuevos planes de Tremón en Benalmádena, que se parecen bastante a los que el grupo inmobiliario presentó en su día en Córdoba y que finalmente no fructificaron. Todo, hasta los problemas con los suelos, se parece.

El Tívoli es un parque de atracciones histórico en la Costa del Sol que sigue estando gestionado por la familia de Rafael Gómez. El parque fue una de las grandes adquisiciones de Rafael Gómez antes de su detención con motivo de la operación Malaya. En 2006 se dio por hecho su venta a un empresario madrileño en una operación que nunca fructificó. Posteriormente, el dueño de Arenal 2000 y exconcejal en el Ayuntamiento cordobés se lo vendió al grupo Tremón, que nunca llegó a pagar. Por eso, a día de hoy el Tivoli sigue estando gestionado por la Compañía Internacional de Parques y Atracciones SA, que mantiene a Gómez como administrador solidario.

El diario Sur informaba este sábado que Tremón sostiene que los terrenos son de su propiedad, algo que alega se está dirimiendo en los juzgados. Al igual que el caso de Córdoba, donde disputa la titularidad de una enorme bolsa de suelo urbanizable que incluye, curiosamente, a la ciudad deportiva del Córdoba Club de Fútbol.

Rafael Gómez, recientemente condenado a cinco años de cárcel por un delito contra la Hacienda Pública, siempre defendió que el suelo era suyo. “Del menda lerenda que come turrón de almendra”, afirmó, en una de sus intervenciones públicas más recordadas.

El grupo Tremón ya se ha visto al menos en cuatro ocasiones con el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas (PP), para tratar de alcanzar una solución a la iniciativa. De hecho, la intención es empezar a ponerse manos a la obra en cuanto consigan solventar los problemas judiciales con Rafael Gómez.

Al igual que en Córdoba, en el Registro de la Propiedad los terrenos supuestamente vendidos están a nombre de Tremón. Sin embargo, Gómez no ha entregado las llaves (de la ciudad deportiva, por ejemplo) o del Tivoli, que sigue gestionando su familia. El litigio tiene visos de durar.

Etiquetas
stats