Tregua en el termómetro: las máximas se mantienen en el entorno de los 30 grados

Paseo de La Ribera el primer domingo de desescalada | TONI BLANCO

La tregua que ha dado el calor en el comienzo del verano climatológico va a continuar durante toda la semana. El anticiclón de las Azores sigue centrado en mitad del Atlántico, quedando la Península Ibérica al margen de su influencia, algo que si bien no ha terminado de traducirse en lluvia, sí que ha servido para mantener a raya al calor norte-africano que ha quedado recluido en sus dominios desde que comenzase el mes de junio. Así va a seguir, continuando el descuelgue de bajas presiones hasta el norte peninsular, lo que ya de cara al próximo fin de semana podría servir para volver a inestabilizar la atmósfera andaluza.

Antes que eso, la semana va a transcurrir en tierra de nadie, sólo marcada por el viento de componente norte que mantendrá las temperaturas contenidas en valores en el entorno de los 30 grados en toda la provincia. La estabilidad y el buen tiempo en general, serán los protagonistas meteorológicos de la semana, que seguirán teniendo en las temperaturas un aliado para sobrellevar las primeras semanas del verano de 2020.

Sin riesgo de lluvia hasta el próximo fin de semana, los cielos permanecerán prácticamente despejados, salpicados tan sólo por algo de nubosidad dispersa en capas medias y bajas. Las temperaturas se mantendrán por lo general estables, dándose un marcado ascenso durante la tarde del martes para alcanzar los 33 grados en el valle del Guadalquivir. Algo que se repetirá durante la tarde del miércoles y que dejará máximas de entre 28 y 31 grados en el resto de la provincia. Las mínimas por su parte seguirán contenidas en valores cercanos a los 14 o 15 grados en casi toda la provincia, con pocos cambios con el avance de la semana.

La jornada del jueves 11 de junio será prácticamente un calco de días anteriores, pero la tarde marcará el comienzo del cambio que podría producirse de cara al fin de semana. Para entonces, el descuelgue de una borrasca hasta el litoral cantábrico, inestabilizará la atmósfera peninsular por la entrada de aire frío con que vendrá acompañada la baja. En Córdoba el primer efecto vendrá de la mano del viento, que podrá soplar del oeste o suroeste con intensidad leve a moderada, pudiendo alcanzarse rachas de hasta 55 km/h.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats