Susana y Nieto se abrazan al consenso

.
La visita de la presidenta de la Junta al Ayuntamiento de Córdoba ofrece una imagen muy distinta en la relación entre estas dos administraciones a la que han mostrado en los últimos dos años y medio

La noche y el día. La visita de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, al Ayuntamiento de Córdoba y su reunión con el alcalde, José Antonio Nieto, ha calmado las tensas aguas que desde hace dos años y medio (cuando el PP ganó las elecciones municipales) separaban a las dos administraciones. En una comparecencia conjunta ante la prensa, Díaz y Nieto repitieron en innumerables ocasiones la palabra “consenso”.

“Vamos a hacer un esfuerzo común para que lo que hoy son problemas sean subsanables”, dijo el alcalde de Córdoba.  “El nivel de complicidad alcanzado ha sido proporcional al tiempo que hemos estado reunidos [algo más de una hora en el desapacho de Alcaldía] porque hemos llegado a acuerdos”, aseguraba la presidenta de la Junta de Andalucía.

Y esos acuerdos se han concretado, más o menos, en la intención de que ambas administraciones se lleven bien. Además, en cuanto a proyectos, Susana Díaz ha prometido al alcalde que la Junta financiará un segundo plan de contratación contra la exclusión social, similar al que se ha ejecutado a final de año, que estudiará la propuesta del Metro Tren pero dentro de una gran línea de ferrocarril de cercanías que una también a Palma del Río con Villa del Río y en la puesta en marcha del plan turístico de Córdoba. También hablaron sobre la Ciudad de la Justicia, un proyecto para el que la empresa adjudicataria tiene hasta el mes de abril para encontrar financiación.

Sin embargo, y aunque las palabras pronunciadas han estado muy lejos de la gran tensión de lo que va de mandato, en lo que no ha habido acuerdo ha sido en qué centro de congresos debe tener Córdoba. La Junta va a seguir apostando por la reforma del Palacio de Congresos de la calle Torrijos y el Ayuntamiento por el Centro de Convenciones en el Parque Joyero. De hecho, el alcalde ha reconocido que “no le hemos pedido dinero” a la Junta para el proyecto del Parque Joyero que según él ya dispone de financiación suficiente. Por otra parte, Susana Díaz ha dicho que lo que sí tendrán que hacer ambas administraciones es buscar una salida común para la parcela de Miraflores en la que se iba a ubicar el anterior Centro de Congresos proyectado por Rem Koolhas.

Más allá de proyectos concretos, tanto Susana Díaz como Nieto han insistido en “abrir un campo de diálogo” para “ir ordenando la ciudad” de manera conjunta“, según el alcalde. ”Diálogo y entendimiento. Diálogo y consenso. Lo último es confrontar a las instituciones“, insistía Susana Díaz.

El objetivo de ambos no es otro que el de “hacer un esfuerzo didáctico por explicar nuestras decisiones” y sobre todo conseguir que la ciudadanía recupere la confianza en sus representantes públicos, algo en lo que el alcalde lleva varias semanas insistiendo.

Etiquetas
stats