Trabajadores de ambulancias de Córdoba acuden al Defensor por la subrogación de sus empleos

Protesta de trabajadores de ambulancias en Cabra

Trabajadores del transporte sanitario de Córdoba han acudido al Defensor del Pueblo Andaluz para pedir su intervención y lograr la subrogación de la totalidad de la plantilla del servicio, que ha pasado a una nueva adjudicataria que ha prescindido de 70 empleados de dicho servicio dependiente de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

En una carta remitida este jueves al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, el portavoz de los trabajadores de ambulancias del Sur de la provincia de Córdoba, Juan Molina, denuncia la situación sobrevenida a los empleados, que llevan varias semanas de protestas ante la Junta con tal motivo, “sin que hasta el momento haya diálogo ni nos responsa” la administración autonómica, señalan a este medio.

Los trabajadores ponen en conocimiento del Defensor que el pasado 17 de septiembre pasó a prestar los servicios del transporte sanitario por carretera en la provincia de Córdoba la UTE formada por las empresas SSGA y MP Ambulancias. “Según la Junta de Andalucía este cambio se producía para mejorar el servicio que se venía prestando hasta el momeno por la UTE Córdoba”, apuntan. “Nuestra sorpresa es que la nueva empresa, para prestar un servicio que segun la Junta va a ser de mejor calidad, presciden de más de 70 compañeros en toda la provincia, entre los cuales se encuentran técnicos, personal de oficinas jefes de tráfico, mecánicos, persona de limpieza y camilleros. La nueva empresa para cumplir una de las condiciones de la licitación debería haber subrogado al 100% de la plantilla”, señalan en la carta a la que ha tenido acceso este periódico.

“Este servicio que según la Junta de Andalucía era mejorable, ha pasado a ser pésimo y no por mis compañeros (...) El problema viene dado por que, por ejemplo, en la zona Sur, por la mañana salíamos de las instalaciones 15 ambulancias colectivas y en la actualidad SSGA MP lo pretende hacer con 7 coches, porque a los vehículos que está utilizando esta empresa en la provincia de Córdoba no se les puede llamar ambulancias”.

Deficiencias en vehículos y material

Sobre las deficiencias que denuncian en los vehículos y la falta de material de estos, explican al Defensor que la nueva adjudicataria “está utilizando vehículos viejos, con falta de dotación sanitaria, algunos de ellos sin oxígeno, sin aire acondicionado, con cristales de ventanillas rajados, sucios, con fallos mecánicos. Casi todos los vehículos vienen de Castilla La Mancha”, aseguran.

Y también reflejan en el escrito dirigido al Defensor el servicio que se otorga a los pacientes: “Si (la nueva empresa) trata mal a los trabajadores, imagínese a los pacientes, a los cuales los ve como meros bultos que tienen que transportar de un sitio a otro. Mis compañeros desde luego no los ven así, porque son personas que conocemos de hace tiempo, personas que llegan 3 y 4 horas tarde a sus citas médicas, otras las tienen en salas de espera de ambulancias 11 horas, personas que ni siquiera rcogen para ir a sus citas”.

Por todo ello, Molina en nombre de los trabajadores del servicio de transporte sanitario, ruegan “encarecidamente” a Jesús Maeztu que “ponga fin a esta terrible pesadilla” por la que aseguran que están pasando.

Etiquetas
stats