El sector del frío industrial, el agrario y el metalúrgico, los más afectados por la guerra en Ucrania según CECO

Producción de cobre en Córdoba

El presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Antonio Díaz, ha señalado a los sectores del frío industrial de Lucena, al agrario y al metalúrgico, y también al joyero, como los más afectados en la provincia por las consecuencias económicas de la invasión rusa de Ucrania, cuyos efectos en las empresas cordobesas “son amplios y además están bajo el denominador común de la incertidumbre, que es el peor estado en el que puede estar una empresa para la toma de decisiones”.

Así lo ha destacado Díaz, en declaraciones a Europa Press, explicando que la invasión rusa de Ucrania, “lógicamente, está teniendo repercusiones mundiales, y las empresas cordobesas también” las padecen,

pues se han “multiplicado con creces los precios de la energía y los de las materias primas”, dejando en una “situación de indefensión” a “determinados sectores”.

Ese es el caso del sector del frío industrial de Lucena, pues “todas esas materias primas que necesitan estas empresas para su producción han multiplicado por tres y por cuatro” su precio, y así ocurre con “el acero, el aluminio, el zinc o el cobre”, que son “todos materiales de primera necesidad” para las actividad productiva de las factorías del frío industrial, dándose la circunstancia de que, debido a la falta de suministros por la huelga de transportistas, ya se han visto obligadas a reducir su producción, aunque aún no se haya paralizado.

También se ve afectado por la escasez y el encarecimiento materias primas “el sector agroalimentario”, ya que, según ha señalado Antonio Díaz, “está clarísimo” que productos agrarios, como el trigo, “el maíz o el aceite de girasol, no es ya que hayan experimentado un crecimiento muy elevado” en sus precios, sino que “no están llegando”, lo cual afecta, “no solo a la alimentación humana”, sino especialmente al sector ganadero, pues se utilizan para la elaboración de piensos y de “otros productos ”absolutamente necesarios para la alimentación animal“.

Ello, según ha asegurado Antonio Díaz, “está provocando una situación bastante tensa” en el campo, al unirse a otros graves problemas para el sector agrario, como son “la sequía, la PAC y otros asuntos tan trascendentales como la trazabilidad”.

El presidente de CECO ha precisado que otra derivada económica de la guerra en Ucrania son los sobre costes de producción que conlleva el incremento del precio del gas y de la electricidad, de forma que “hay empresas en Córdoba que ya se están planteando una reducción de su producción”.

Se trata, según ha indicado Antonio Díaz, de potentes industrias del sector metalúrgico, “que usan la energía eléctrica con la máxima potencia, como el caso de Cunext o de Peninsular del Latón, que se ven muy afectadas en su actividad productiva”, aunque ha sido la presente huelga de transportistas la que, ante la falta de materias primas, ha obligado a Cunext a paralizar su producción de cobre, según ha informado la propia empresa.

En cuanto al sector joyero, de gran importancia en la capital cordobesa, Díaz ha recordado que ya la presidenta de la Asociación Provincial de Joyeros, Relojeros y Plateros de Córdoba San Eloy, Milagrosa Gómez, ha explicado que “el hundimiento de otro tipo de inversiones está provocando que se use el oro como un valor refugio”, con lo que “el precio del oro ha experimentado un incremento muy importante, que afecta a la a la producción, porque, aunque es verdad que se vende oro”, lo cierto es que “se vende como producto para la inversión, no para la producción de joyas”.

En cuanto a si espera que las medidas que se puedan poner en marcha, a raíz del acuerdo alcanzado en la Conferencia de Presidentes Autonómicos del pasado domingo, puedan servir para paliar la difícil situación de sectores productivos como los mencionados, el presidente de CECO ha dicho que cree positivo lo acordado, pero que la cuestión es “cuánto tiempo se tardará” en adoptar medidas concretas y cuáles serán éstas, opinando que deben suponer, “fundamentalmente, una reducción de la fiscalidad”, que afecte “tanto al IVA, como a otros impuestos especiales”, empezando por los que gravan a “los hidrocarburos”.

Etiquetas
stats