El puente de mayo y las Cruces volverán a llenar Córdoba de turistas

Una cruz de mayo con la Mezquita al fondo.

El puente de mayo que arranca este viernes y que se prolongará hasta el próximo lunes (o hasta el martes si uno vive o trabaja en Madrid) apunta a que va a devolver a la ciudad de Córdoba su autoestima turístico. Las calles de zonas como la Judería y el centro ya llevan semanas arrojando postales que no se veían desde 2019, y todo parece indicar que las Cruces de Mayo no van a hacer otra cosa que expandir estas imágenes, ahogadas en música, rebujito y flores.

Hay cuórum entre todos los actores implicados (hoteleros, hosteleros, comerciantes e instituciones) en que este fin de semana va a ser el primero que se aproximará a la Córdoba prepandemia, si bien el sector de alojamiento aún no está en los mismos niveles de hace tres años, y alerta de que cuestiones como la huelga en los museos y el Alcázar (que aún no se ha solucionado) no son buenas para convencer a los viajeros de paso para que se queden en la ciudad, un viejo fantasma (el de Córdoba como ciudad que uno visita en su trayecto hacia Sevilla, Málaga o Granada) que vuelve.

Así las cosas, las reservas en hoteles, apartamentos y viviendas con fines turísticos marchan a buen ritmo de cara al puente, aunque todavía por debajo de los años previos a la pandemia. Según los datos facilitados a este periódico por la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), para este viernes la previsión es de un 74,4%, para el sábado de un 82% y para el domingo de un 76,2%. La media es de un 77% para un puente que, en el año 2019, llegó al 90% de ocupación.

El agosto cordobés

El presidente de Aehcor, Félix Serrano, es moderadamente optimista, en cualquier caso. “Ojalá estuviéramos así todos los días. Yo es que creo que siendo mayo tendríamos que estar al 100%, pero la tónica que hay desde el año 2020 es distinta: ahora se trabaja mucho la última hora con precios de oferta, que no son gangas, pero sí que son inferiores a otros años”, explica Serrano, que calcula que el precio medio estará como un 15% por debajo del puente de mayo de 2019.

En este sentido, según los distintos compradores de precios, este puente en Córdoba se pueden alquilar habitaciones dobles en alguno de los hoteles de la ciudad desde 81 euros la noche. En el caso de las viviendas con fines turísticos, los precios estaban este jueves incluso más altos, de modo que, para encontrar alojamiento para dos personas había que partir de precios de 114 euros.

Mucho del turismo que se ve en las calles son visitantes que pasan la mañana en Córdoba

Félix Serrano presidente de Aehcor

Hay que tener en cuenta lo que significa mayo para el turismo cordobés, el equivalente a un mes de agosto en cualquier lugar de playa. De ahí que el sector turístico esté apretando, aunque todavía con moderación. “Este año no se va a hacer el agosto por varios motivos: el principal es que sigue sin programarse el turismo internacional. Además, el turismo nacional lo reserva todo cuando faltan 24 o 48 horas. Y luego porque el ciudadano ha visto como se ha triplicado el coste de todo y está más cauto”, reflexiona el presiente de Aehcor, que añade una cuarta variable: “hay mucha preocupación por la resolución que haya en los museos y el Alcázar”.

Exceso de triunfalismo

En este sentido, recuerda que en Córdoba habitualmente sólo pernocta un pequeño porcentaje de los turistas que visitan la ciudad. Eso explica que en la Judería se vean más turistas con mochilas y bolsos que con maletas. “Es que mucho del turismo que se ve en las calles son visitantes que pasan la mañana en Córdoba”, razona Serrano, que confía en que el Ayuntamiento solvente el conflicto con los ordenanzas de los museos para que no se repitan las imágenes de Semana Santa.

En este ámbito, reconoce que es difícil convencer al turista que ha visto la Mezquita y la Sinagoga de que se quede si al día siguiente no va a poder ver el Alcázar de los Reyes Cristianos. Para Serrano, además, hay exceso de “triunfalismo” entre los responsables turísticos de la ciudad, que no se corresponde con la realidad. “Hay muchas ganas de buenas noticias, nosotros los primeros. Y hay que ser optimistas, pero la situación no es como se pinta. De momento no se ha recuperado la situación previa a la pandemia”, señala.

Etiquetas
stats