Un proyecto piloto de 'ovejas bomberas' para prevenir incendios en la Sierra de Córdoba

Dos ovejas pastando.

Siempre se dice que los incendios forestales se apagan en invierno y que, en esa labor de prevención, es vital limpiar el monte del exceso de vegetación que puede convertir un fuego en inextinguible por medios humanos. Ahora, en la Sierra de Córdoba, va a arrancar un proyecto piloto que suma la ganadería extensiva para reintroducirla en el monte, actuando como 'ovejas y cabras bomberas' en la prevención de incendios forestales.

De la mano del Grupo de Voluntarios de Pronto Auxilio Siete Fincas de la Sierra de Córdoba -que trabajan en la prevención de incendios en este entorno natural en el que proliferan las viviendas-, este proyecto piloto quiere unir a ganaderos y a vecinos para limpiar el monte en las urbanizaciones Siete Fincas y El Jardinito, que suman unas 500 casas en plena Sierra, según ha explicado a Cordópolis el presidente del grupo de voluntarios, Juan Jiménez.

Dos ganaderos -uno con ovejas y otro con cabras-, van a participar en esta iniciativa, que ha sido aprobada por las asociaciones vecinales y que pretenden que formen parte en la labor de limpieza y conservación del monte en estas urbanizaciones, tal y como mandan los planes de autoprotección que deben tener las parcelaciones en un entorno como la Sierra.

“Viendo por un lado la situación de los ganaderos, que tienen que pagar por que sus rebaños puedan comer pasto y, por otro lado, el peligro que supone el abandono de la Sierra sin esta actividad, generando más vegetación que se convierte en combustible en un incendio, pensamos en poner de acuerdo a los ganaderos y a los vecinos de las urbanizaciones”, cuenta Jiménez.

Las lluvias marcarán el inicio de la tarea

Ideado desde hace tiempo, ahora es cuando este proyecto piloto se va a hacer realidad. Este mismo fin de semana tenía lugar una nueva reunión del grupo de trabajo, los ganaderos van a ver los terrenos donde meter a sus rebaños y, mientras, todos miran al cielo: esperan que se produzcan las lluvias de esta época del año, con las que vendrá el crecimiento anual de la hierba y el resto de la vegetación que servirá de alimento para las ovejas y las cabras.

Por eso, las fechas de inicio del proyecto “depende de las lluvias”, reconoce Jiménez, pero esperan poder comenzar con la tarea del ganado a finales de febrero o marzo y que los rebaños de 'ovejas y cabras bomberas' estén realizando su trabajo hasta los meses de mayo y junio. Entretanto, los promotores de esta idea preparan los detalles con los vecinos y señalizarán los caminos donde puedan encontrar al ganado en ese tiempo.

En paralelo, la Universidad de Córdoba realizará un seguimiento de este proyecto piloto, exponen desde el Grupo de Voluntarios de las Siete Fincas. “Analizarán la vegetación, cómo actúa el ganado, lo estudiarán todo, para ver que esta idea se pueda extender a más zonas de la Sierra”.

Y, junto a ello, los promotores de la iniciativa seguirán con su labor de concienciación sobre el peligro de los incendios forestales en plena Sierra Morena, con los cientos de viviendas que pueblan este entorno escogido sobre todo en verano por muchos cordobeses y sobre los que se dirigirán campañas para recordar la prohibición de hacer fuego y barbacoas, además de realizar simulacros y ejercicios en prevención de cara a la campaña de verano.

Etiquetas
stats