Los primeros estornudos, a la vuelta de la esquina: prevén un aumento del polen del olivo

Polen en Córdoba

Ya es primavera en Córdoba y no hay nada más de la época que los estornudos de los alérgicos al polen del olivo o las gramíneas. Ésta es la afección más común para los alérgicos respiratorios en Andalucía y, con diferencia, en la provincia de Córdoba, especialmente en el Valle del Guadalquivir.

La sequía estaba provocando problemas fenológicos en el desarrollo de las plantas de la provincia, pero las últimas lluvias han contribuido a una mejora sustancial en su desarrollo. La mayor parte han dejado atrás el estrés hídrico que venían produciendo y una de las principales consecuencias es que la savia ha vuelto a correr y el proceso de floración, como todos los años, se ha puesto en marcha.

Así, según la Red Española de Aerobiología (REA), con sede en la Universidad de Córdoba, está previsto que a partir de este mismo jueves 7 de abril comience a aumentar la concentración de polen del olivo en el aire respirado. De momento, la concentración será media y no se espera el máximo hasta finales de mes o principios de mayo, cuando las altas concentraciones de polen de olivo se unirán a las de las gramíneas.

La REA prevé que las concentraciones comiencen a ser notables en todo el Valle del Guadalquivir a partir de este jueves y, al menos, hasta el 11 de abril. A partir de entonces, la previsión aún es difusa. En caso de lluvia, bajará de nuevo el polen en el ambiente. Pero si suben las temperaturas y sale el sol se precipitará la floración de la mayoría de las especies, con lo que el polen volverá a ser notable. No obstante, no está previsto, de momento, que la primavera del 2022 sea de las más complicadas de los últimos años, especialmente por la situación previa de sequía.

La REA está integrada por diversas entidades aerobiológicas operando individualmente en el territorio que aportan sus observaciones para configurar una base de datos de ámbito estatal.

Etiquetas
stats