El mejor dato de paro desde la crisis del ladrillo de 2008

Trabajadores en un catering.

Han pasado dos crisis económicas hasta que la ciudad de Córdoba ha podido recuperar un nivel de empleo más o menos sostenible. Noviembre del año 2022 ha cerrado con unos datos del paro que no se veían en la capital desde agosto del año 2008. Son 12 años y medio en los que el paro ha sido el principal problema de la ciudad. Aún así, aún tienen que mejorar más para regresar a la que fue la normalidad antes del estallido de la crisis del ladrillo.

Córdoba siempre fue una ciudad con unas cifras de paro muy altas, en comparación con el resto de España. En 2007, unos 30.000 cordobeses estaban inscritos en las oficinas del antiguo INEM en demanda de un puesto de trabajo. El estallido de la crisis inmobiliaria de 2008 supuso un shock económico que tuvo un efecto inmediato en el empleo. En apenas un año, en Córdoba había 40.000 desempleados. La crisis se agravó y a la inmobiliaria se le unió otra de deuda. En la primavera de 2013, la capital rozó los 52.000 parados, una cifra absolutamente insostenible para una ciudad de 340.000 habitantes.

Desde 2013, la economía se fue recuperando, aunque de una forma muy lenta. Poco a poco, los datos del paro iban mejorando aunque jamás se llegaron a recuperar los valores previos a la crisis del ladrillo. No fue hasta el año 2017 cuando se logró bajar de nuevo de los 40.000 desempleados oficiales en Córdoba capital. En el verano del año 2019, los datos volvían a ser buenos y el paro en Córdoba capital rondaba las 35.000 personas.

Pero en marzo de 2020 estalló una segunda crisis. El confinamiento obligado por la pandemia de Covid 19 provocó una nueva oleada de despidos, aunque no tan masivos como los de la crisis del ladrillo. Al contrario, determinadas medidas, como los ERTE, lograron amortiguar la caída. Aún así, el paro se disparó. En un mes se volvieron a superar los 41.000 desempleados.

Poco a poco, el fin del confinamiento hizo que la economía mejorara y que el mercado laboral volviera a la normalidad. La entrada en vigor de la reforma laboral contribuyó también a que aumentaran los contratos indefinidos en la provincia. En poco tiempo, los valores se volvieron a normalizar, aunque seguían altos. En febrero de 2021 el desempleo volvió a tocar techo al superar los 44.000 desempleados, pero a partir de ahí cayó. Eso sí, en primavera y verano de este año se frenó la mejoría, por la inflación y la guerra en Ucrania.

Pero noviembre de 2022 ha cerrado de manera histórica. En Córdoba capital hay un total de 34.158 desempleados. La cifra no era tan buena desde agosto de 2008. Entonces, la crisis inmobiliaria comenzaba a hacer estragos, aunque no se había generalizado. En estos 12 años y medio, nunca ha habido un dato de paro tan bajo en la ciudad, y tampoco en la provincia. Eso sí, aún están lejos los 28.616 parados que hubo en junio del año 2006, la cifra más baja jamás medida (oficialmente) en Córdoba capital.

Etiquetas
stats