Un estudio de la UCO demuestra que la microbiota intestinal ayuda a conocer mejor al conejo de monte

El investigador de la Universidad de Córdoba Carlos Rouco.

Un estudio de la Universidad de Córdoba (UCO) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) demuestra que las diferencias espaciales entre la microbiota intestinal del conejo de monte depende más de factores medioambientales que de la subespecie en sí.

Así, según ha informado la UCO, el conejo de monte europeo es una especie clave en términos de biodiversidad y de tejido económico en zonas rurales donde es una de las principales especies cinegéticas. Sin embargo, su mayor mortalidad, debido a la depredación y al impacto de enfermedades como la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica, sumada al desplazamiento de las poblaciones de conejos hacia zonas agrícolas, ha provocado que haya áreas donde el conejo de campo esté en peligro de extinción.

Teniendo en cuenta que la relación entre la estructura del microbiota intestinal (conjunto de microorganismos presentes en un entorno definido) y el estado de salud es relevante en especies de vida silvestre, el investigador Carlos Rouco del departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la UCO, junto con IESA-CSIC y CEAB-CSIC, ha analizado la microbiota intestinal de conejos de monte de diferentes zonas geográficas, comprobando cómo las diferencias entre ellos responden más a los factores medioambientales que a los propios de cada subespecie.

El análisis de la variación de la microbiota entre diferentes subespecies de conejo salvaje localizadas en diferentes zonas geográficas y su comparación con la de conejos en cautiverio reveló varias cuestiones. En primer lugar, el microbioma de las poblaciones de conejos silvestres redujo su heterogeneidad en condiciones controladas, mostrando la importancia del medioambiente en la composición.

Así, aquellas composiciones más diversas eran ricas en 'Ruminococcaceae', bacterias especializadas en la descomposición de materiales vegetales complejos, lo que muestra la mayor eficiencia en la digestión de alimentos ricos en fibra. Por el contrario, en la microbiota intestinal poco diversa predominaba la presencia de 'Enterobacteriaceae', que son colonizadores intestinales dañinos.

Teniendo en cuenta esta comparativa y la homogeneización de la microbiota en condiciones de control, parece demostrarse que las diferencias geográficas no están impulsadas por subespecies distintas, sino por el ambiente, la estructura social y el comportamiento de los conejos.

De esta manera, es muy probable que las variaciones geográficas en la microbiota del conejo se expliquen por factores ambientales como la calidad del hábitat y la disponibilidad de recursos alimentarios.

Con este estudio se demuestra el potencial del estudio del microbioma del conejo como parámetro para caracterizar poblaciones y subespecies, y se abren las puertas a explorar cómo el microbioma intestinal puede determinar la eficiencia de la explotación de los recursos alimentarios y ser un indicador potencial de la esperanza de vida, con aplicaciones potenciales para el manejo de poblaciones de herbívoros silvestres en declive.

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2021 - 04:20 h
stats